La mujer más longeva de Chile celebró sus 110 años en Yumbel

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Honoria Robles vive sola y asegura ser incluso más anciana que su edad oficialmente reconocida.

"Nunca se enferma, no ve televisión y conversa mucho con sus animales", contó uno de sus hijos.

La mujer más longeva de Chile celebró sus 110 años en Yumbel
 Ministerio de Desarrollo Social.

"Me duelen de vez en cuando los huesos, pero hago mis cosas", cuenta doña Honoria, que es fanática de "los calditos".

Llévatelo:

Una particular celebración tuvo en su casa en Yumbel, Región del Biobío, Honoria Robles, la mujer más longeva de Chile, quien este jueves cumplió 110 años validados por el Registro Civil, ya que su certificado de nacimiento consigna que éste ocurrió el 3 de enero de 1909.

Ella asegura, no obstante, que tiene más años de los que le reconoce la institución y que está bordeando los 120 años. Según cuenta, recuerda su bautizo y asegura se realizó a fines del siglo antepasado, cuando ella tenía 10 años de vida.

"El mate me mantiene viva"

Honoria tiene cinco hijos y 10 nietos, además de bisnietos, pero actualmente vive sola.

Pasa los días con sus gallinas, perros y gatos, y se mantiene lúcida: recuerda su infancia, a sus abuelos, que la criaron, pero no mucho a sus padres. "Puede que hayan tenido plata y se olvidaron de mí, porque éramos muy pobres", cuenta.

La señora Robles dice estar contenta con su vida, pese a algunas molestas propias de la edad: "Me duelen de vez en cuando los huesos, pero hago mis cosas... Me pelo algunas papas, pico una cebolla y me preparo un caldito. Lo que sí me encanta es el mate. Tomo dos veces al día; eso me mantiene viva, la yerbita es tan rica", expresó.

"Nunca se enferma, conversa con los animales"

Honoria Robres vive con una pensión básica solidaria que le otorga el Estado y pertenece al 40 por ciento más vulnerable del país.

Recibió el año pasado el beneficio del Programa de Habitabilidad del Ministerio de Desarrollo Social y se le construyó una pieza de 3x3 con revestimiento interior y energía eléctrica. También se le entregó una cama y un clóset mediano.

Uno de sus hijos, José, de 55 años, asegura que ella "nunca se enferma, ni se resfría".

"Yo tomo harinado en la mañana y me da acidez; ella nunca. Lo que sí, come sano, siempre tiene sus caldos, come mucha verdura, no ve televisión y conversa mucho con sus animales, los cuida mucho".

La fiesta contó con la visita del intendente del Biobío, Jorge Ulloa"Honoria, con sus 110 años, viene a reflejarnos que se puede llegar a una edad tan avanzada feliz y contenta. Por eso hoy la venimos a felicitar".

También se aprovechó la instancia para realizar trámites propios de su jubilación en la casa, ya que un equipo del Instituto de Previsión Social fue exclusivamente para atender sus requerimientos en su casa.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados