Las negociaciones en torno al Acuerdo TPP se acercan a su fin

Organizaciones acusan que el tratado "amenaza la libertad de expresión en internet".

Personeros como Soledad Alvear, Sergio Bitar y Ricardo Lagos han manifestado reparos.

La ONG Derechos Digitales exige que el Gobierno transparente las implicancias del texto.

En la declaración final de la ronda de negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), que tuvo lugar en Salt Lake City entre el 18 y el 25 de noviembre, se anunció que la fecha para el acuerdo final no pasará de la conferencia ministerial de Singapur que se desarrollará entre el 7 y 10 de diciembre.

El TPP es un polémico tratado de libre comercio entre 12 naciones del Asia Pacífico empujado por Estados Unidos, y donde también hay países latinoamericanos como México, Perú y Chile.

La ronda de Salt Lake City estuvo marcada por la "aceleración de las negociaciones por parte de Estados Unidos", informó en un comunicado la ONG Derechos Digitales, que busca que Chile no ratifique el TPP.

Entre sus efectos estaría el "aumento del costo de las medicinas, o las graves amenazas a la libertad de expresión en internet. Esto último, debido a que se podrán bajar o bloquear contenidos de internet sin orden judicial previa; permite la desconexión de usuarios de Internet; y cualquier persona que utilice una obra protegida sin autorización podrá ser encarcelada y obligada a pagar grandes multas, independiente si ese uso tiene o no fines comerciales", afirma Derechos Digitales.

"Las diversas organizaciones movilizadas por reparos con el acuerdo, y que tuvieron la oportunidad de estar en esta ronda, confirman que los negociadores presentes tuvieron la instrucción de disminuir sus desacuerdos en los capítulos del TPP que aún quedan por resolver, de manera que los ministros de sus países tengan la última palabra en Singapur", dice Claudio Ruiz, director ejecutivo de Derechos Digitales, organización que coordina la iniciativa ciudadana "TPP Abierto".

Las críticas locales al acuerdo son múltiples y apuntan a que los beneficios comerciales para Chile no están claros. El programa de Gobierno de Michelle Bachelet se muestra cauto y en agosto pasado el Senado aprobó de manera unánime un proyecto de acuerdo para solicitar al Presidente Sebastián Piñera que abra un debate público, de carácter técnico y político, sobre las implicancias del TPP.

"A pesar de que hasta el mismo Senado de la República ha emplazado al Gobierno chileno a transparentar el debate y a dar a conocer los argumentos del por qué a Chile le conviene este tratado, ni el Ministerio de Relaciones Exteriores ni Direcon (Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales) se han hecho cargo de dar explicaciones públicas", criticó Ruiz.

En el último tiempo figuras de oposición como Soledad Alvear, Sergio Bitar y Ricardo Lagos han expresado reparos al TPP: "Sé que toda negociación tiene que tener momentos de privacidad pero también ciertos elementos básicos tienen que en algún momento trascender, y según muchos, lo que se está fortaleciendo mucho es la propiedad intelectual y eso es un tema en el cual hay que ser muy cuidadosos", dijo Lagos al Diario Financiero.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Repercusión en Twitter

Publicar en su sitio