A 45 años de la primera guerra civil documentada entre primates no humanos

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Entre 1974 y 1978, en el Parque Nacional de Gombe, en Tanzania, ocurrió el único conflicto bélico entre chimpancés silvestres.

El histórico hecho quedó registrado por la famosa primatóloga británica Jane Goodall.

A 45 años de la primera guerra civil documentada entre primates no humanos
 John Mitani / Universidad de Michigan (Referencial)
Llévatelo:

Un hecho histórico, único y salvaje es lo que la primatología y la comunidad científica en general conmemoran este lunes. Un asesinato, el 7 de enero de 1974 en el Parque Gombe de Tanzania, que hizo que el concepto guerra dejara de ser únicamente utilizada para referirse a los humanos.

Un brutal crimen de un chimpancé silvestre, hace 45 años, que dio origen al primer conflicto bélico documentado entre primates no humanos: la primera vez que se tuvo constancia de que las personas no son las únicas especies capaces de matar de manera salvaje y premeditada.

La inédita guerra, que se prolongó entre 1974 y 1978, fue documentada por la famosa primatóloga británica Jane Goodall, quien a inicios de la década había llegado a la Gombe Stream Chimpanzee Reserve (ahora el Gombe National Park) en Tanzania con la idea de comenzar a documentar la vida social y familiar de los chimpancés que allí vivían.

Goodall la bautizó como la "Guerra de los Cuatro Años" -o simplemente "La guerra", como tituló el capítulo 10 de su libro de memorias "A través de una ventana: Mis 30 años con los chimpancés de Gombe".

El conflicto

La literatura científica cuenta que el 7 de enero de 1974, un chimpancé macho llamado Godi, de la denominada comunidad Kahama, comía en solitario sobre las ramas de un árbol en el Parque Nacional de Gombe. Lo no vio fue que, mientras merendaba, ocho monos de la "comunidad de Kasakela" lo habían rodeado.

"Saltó del árbol y corrió, pero lo atraparon", contó el primatólogo británico Richard Wrangham en el documental televisivo de la BBC  "El simio demoníaco" (2004).

"Uno consiguió (tomarlo de) un pie, otro le atrapó una mano. Lo inmovilizaron y luego lo golpearon. El ataque duró más de cinco minutos y para cuando lo dejaron ir, apenas podía moverse", agregó. 

Esta fue la primera vez que se vio a alguno de los chimpancés matar deliberadamente a otro.

Durante los siguientes cuatro años, otros seis chimpancés adultos de Kahama fueron asesinados por los miembros de Kasakela. De las hembras de Kahama, una fue asesinada, dos desaparecieron y tres fueron golpeadas y secuestradas.

Los Kasakela luego lograrían tomar el control del antiguo territorio de Kahama.

Sin embargo, estas ganancias territoriales no fueron permanentes; con la comunidad de Kahama desaparecida, el grupo Kasakela ahora se enfrentó directamente al territorio de otra comunidad de chimpancés, llamada Kalande, que los superaba en número.

Confundidos por la fuerza superior, así como por algunas escaramuzas violentas a lo largo de su frontera, los Kasakela rápidamente renunciaron a gran parte de su nuevo territorio.

El impacto en Goodall

El estallido de la guerra de Gombe fue un "shock perturbador" para la primatóloga Jane Goodall, que antes había considerado que los chimpancés eran, aunque parecidos a los seres humanos, "bastante más agradables" en su comportamiento.

Junto con la observación en 1975 de un infanticidio canibalesco por parte de una hembra de alto rango en la comunidad, la violencia del conflicto bélico reveló por primera vez a la exploradora el "lado oscuro" del comportamiento de los chimpancés.

Así los describió en sus memorias "A través de una ventana: Mis 30 años con los chimpancés de Gombe":

"Durante varios años luché por aceptar este nuevo conocimiento. A menudo, cuando me despertaba en la noche, me vinieron a la mente imágenes espantosas: Satanás [uno de los monos], tomando su mano debajo de la barbilla de Sniff para beber la sangre que brotaba de una gran herida en su rostro; el viejo Rodolf, generalmente tan benigno, se para de pie para arrojar una roca de cuatro libras al cuerpo postrado de Godi; Jomeo arrancando una tira de piel del muslo de Dé; Figan, atacando y golpeando, una y otra vez, el cuerpo estremecido y tembloroso de Goliat, uno de sus héroes de la infancia" (2010, pp. 128–129).

Cuando Goodall informó sobre los eventos, su relato de una guerra natural entre chimpancés no se creyó universalmente. Sin embargo, investigaciones posteriores que utilizaron métodos menos intrusivos confirmaron que las sociedades de chimpancés, en su estado natural, libraron una guerra.

Los motivos detrás de la sangrienta

Pese a lo violento de estos hechos, la naturaleza exacta y causa de la separación es un "eterno misterio", dijo Joseph Feldblum, profesor de antropología evolutiva de la Universidad de Duke, Estados Unidos, en 2018, citado por la BBC.

La violencia fue tan excesiva y única que algunos investigadores han sugerido que fue desatada involuntariamente por la propia Goodall, quien instaló una estación de observación donde los animales recibían alimentos.

Sin embargo, el año pasado, un grupo de investigadores de la Universidad de Duke (Estados Unidos), gracias al análisis exhaustivo de datos históricos, planteó nuevos detalles del conflicto, los que fueron publicados en la revista científica American Journal of Physical Anthropology (marzo 2018).

En su trabajo, los científicos detallaron las causas del hostil enfrentamiento entre clanes, así como el "timing" de los crueles episodios documentados que, a su juicio, fueron consecuencia de la escisión en dos de un solo clan cohesionado, aunque con un subgrupo incipiente.

Cada vez el subgrupo pasaba más tiempo alejado del grupo inicial y fue construyendo una frontera letal entre la comunidad del sur y la del norte.

Un distanciamiento que, sugieren, podría deberse a que, a principios de los 70, incrementó sustancialmente el número de machos con respecto al de hembras, lo que hizo aumentar mucho la competitividad entre varones que, a su vez, se enzarzaron en una prolongada lucha para conseguir la dominancia del grupo.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados