Daniel Calvo se quedó en el Poder Judicial

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

La Corte Suprema calificó al magistrado con una nota que le permite mantenerse en su cargo, y además aceptó su petición de traslado al cargo de fiscal de la Corte de Apelaciones de Santiago.

Llévatelo:

El pleno de la Corte Suprema determinó que el removido juez del caso Spiniak, Daniel Calvo, permanezca en el Poder Judicial al calificar su desempeño funcionario con una nota superior a cuatro, aunque la calificación fue dejada en secreto.

 

Con esta resolución, el juez Daniel Calvo pasó el último obstáculo que ponía en riesgo su carrera judicial, luego que reconociera su asistencia a una sauna gay, lo que fue considerado por el máximo tribunal como una conducta impropia para su investidura, y que le significó una suspensión de cuatro meses, además de la apertura de un cuaderno de remoción, el cual fue finalmente desechado.

 

Al pleno, realizado el martes 27 de enero, asistieron los 20 ministros que lo componen, quienes además analizaron las calificaciones de otros jueces de cortes regionales, que parmanecían sin revisar, a raíz del exceso de causas que ha debido ver la máxima instancia judicial del país en las últimas semanas.

 

La evaluación de los funcionarios considera la responsabilidad, capacidad, conocimientos, iniciativa, eficiencia, afán de superación, relaciones humanas y atención a público, de acuerdo a lo que establece el Código Orgánico de Tribunales.

 

Las notas que puede obtener el calificado son:

 

Sobresaliente, entre 6,5 y siete.

Muy bueno, ente seis y 6,49.

Satisfactoria, de cinco a 5,99.

Regular, entre cuatro y 4,99.

Condicional, de tres a 3,99.

Deficiente, desde uno a 2,99.

 

El período calificado iba desde el 1 de noviembre de 2002 al 31 de octubre de 2003, por lo que muchos de los ministros que respaldaron el pasado 19 de enero la mantención de Calvo en el Poder Judicial habían anticipado que los sucesos que motivaron su suspensión no debían ser considerados en la calificación.

 

El pasado 19 de enero la Corte Suprema rechazó, por un voto, la expulsión de Calvo, a quien se le acusa de tener una conducta indecorosa en su calidad de ministro de una corte de apelaciones, luego que reconociera haber asistido a un sauna gay.

 

En la ocasión, sólo 10 jueces estuvieron por la remoción, en circunstancias de que, según la Carta Fundamental, se necesitaban 11 votos para que Daniel Calvo dejara la administración de Justicia.

 

El futuro de Calvo

 

El secretario de la Corte Suprema, Carlos Meneses, confirmó que la Corte Suprema determinó, por petición expresa de Daniel Calvo, su traslado hasta la Cuarta Fiscalía de la Corte de Apelaciones de Santiago, por razones de "mejor servicio".

 

Meneses explicó que "con respecto a la solicitud de traslado, el tribunal dispuso que, por razones de mejor servicio, se le trasladará a un cargo de fiscal vacante, por muerte de doña Gloria Ponce".

 

Calvo mantendrá su nivel dentro del escalafón judicial, pero dejará su cargo como ministro del tribunal de alzada santiaguino, para pasar a desempeñar una función auxiliar del mismo.

 

Como fiscal, el juez deberá preparar informes en derecho sobre las materias que la Corte estime necesarias para su mejor resolver ante los casos que determine.

 

El magistrado deberá asumir su nuevo cargo en abril próximo, cuando finalice la suspensión de cuatro meses, con goce de medio sueldo, que determinó la misma Corte Suprema, por la conducta "impropia" de Calvo.

 

El reportaje que lo puso en el banquillo

 

Daniel Calvo reconoció públicamente haber asistido a un sauna, luego que el director de Prensa de Chilevisión, Alejandro Guillier, le informara al juez -el 3 de noviembre de 2003- que el canal emitiría ese mismo día un reportaje donde el ex administrador del establecimiento denunciaba la conducta homosexual del juez, y su poca idoneidad para investigar un caso sobre abusos sexuales a menores de edad.

 

Calvo puso su cargo a disposición de la Corte Suprema, tribunal al que denunció una posible extorsión en su contra, a raíz de la grabación ilegal de conversaciones privadas que sostuvo -telefónica y personalmente- con el joven Sebastián Rodríguez, fuente de la nota periodística.

 

El 7 de noviembre de 2003, la Corte Suprema determinó que el juez Sergio Muñoz, quien investigó el caso Tucapel, asumiera la causa que llevaba Calvo, cuyas actividades extrajudiciales comenzaron a ser analizadas por el máximo tribunal.

 

La denuncia de Calvo, sobre la posible extorsión en su contra, motivó que la misma Suprema designara a la jueza Gabriela Pérez para investigar la posible comisión de delitos en la realización del reportaje. Pérez ya encausó a seis personas por el delito de grabación de conversaciones privadas, entre ellas cuatro periodistas de Chilevisión, y el ex regente del sauna, Sebastián Rodríguez.

 

Entre los sometidos a proceso está el conductor del noticiero central de la estación, Alejandro Guillier, quien además enfrenta un segundo encausamiento por el delito de difusión de las citadas grabaciones.

 

Investigación del caso Spiniak

 

Calvo había asumido la investigación del caso Spiniak en reemplazo de la jueza del 33° Juzgado del Crimen de Santiago, Eleonora Domínguez, quien fue criticada por numerosos sectores, por la lentitud con que condujo la causa, originada tras la detención del dueño del gimnasio Go Fitness & Spa, el 30 de septiembre de 2003.

 

Claudio Spiniak Vilensky es sindicado como el líder de una red de pederastas que abusaba sexualmente de menores de edad. Los delitos -según testigos- se consumaban en diversas residencias del empresario, tanto propias como arrendadas, y en ellas habrían participado algunos políticos, según denunció la diputada de Renovación Nacional (RN) Pía Guzmán, lo que confirmó una mujer que fue víctima de la red.

 

Sin embargo, tras la investigación de Calvo, que ha sido profundizada por Muñoz, no se ha comprobado esta tesis, y entre los 12 sometidos a proceso no figura ningún personaje público.

Relacionados
Lo + de País