Tópicos: Mundo | Vaticano

Denunciante del caso maristas resta valor a nuevo protocolo vaticano ante abusos

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

La norma obliga a denunciar internamente -ante superiores- todos los hechos de esta índole y fija plazos para la investigación.

"No nos favorece en nada", dijo Eneas Espinoza.

Denunciante del caso maristas resta valor a nuevo protocolo vaticano ante abusos
 EFE
Llévatelo:

Eneas Espinoza, denunciante de abusos sexuales en el denominado "caso maristas", restó valor al nuevo protocolo anti abusos sexuales presentado este jueves por el Vaticano, que hace obligatoria la denuncia ante la justicia eclesiástica y fija plazos acotados para la investigación de las acusaciones.

La norma "Vos estis lux mundi" -firmada por el papa Francisco y que rige desde el 1 de junio-, contempla medidas de control para tres tipos de casos que involucren a religiosos o sacerdotes: violencia sexual, relaciones sexuales con menores o personas vulnerables y producción, tenencia y exhibición de pornografía.

Establece que cuando se tenga certeza o motivos fundados para creer que se ha cometido alguno de estos hechos, hay obligación de informar sin demora al superior jerárquico –elemento que hasta ahora no era explícito- para que sean conocidos por la justicia canónica, y se establece un plazo de 90 días para resolver investigaciones, sanciones y medidas cautelares.

"Una de las cuestiones importantes de esta ley es proteger a quien ha denunciado, de tal manera que aquel que intentase hacer retorsión respecto de esas personas caería en las denuncias que la propia ley establece", explicó, durante la presentación, el secretario del Consejo Pontificio para Textos Legislativos, Juan Ignacio Arrieta.

La ley actual tiene, "en casos particulares de los obispos, tiene la dificultad de que todos dependen del papa, que está en Roma, y la nueva ley ha trasladado concretamente al arzobispo metropolitano de cada provincia eclesiástica en todo el mundo el deber de que tiene que ser el que investigue; eventualmente con la ayuda de fieles laicos", especificó Arrieta.

"No hay más excusas"

Para Eneas Espinoza, estos cambios son insuficientes, porque sólo fortalecen el derecho canónico, pero no establecen la obligación de denunciar ante la Justicia ordinaria.

"Es una obviedad que este tipo de crímenes se tengan que denunciar. Si no lo venían haciendo hasta ahora, incluso dentro de su propio orden jurídico, al exigirles que lo hagan en su interior, no nos favorece en nada", comentó.

Para el sobreviviente, lo prioritario es "hacer el llamado a la justicia ordinaria, porque (dentro de la Iglesia Católica) además del secreto de confesión está el secreto pontificio".

"Lo único que nosotros esperaríamos es que el papa diga: 'Acá no hay más excusas, toda persona que sepa de un caso vaya corriendo a la Fiscalía' y llame a la PDI y llame a Carabineros", remató.

En un sentido similar, Osvaldo Aravena, vocero de los laicos de Santiago, fustigó que "no tenemos ningún tipo de confianza de que si una persona sufre nuevamente un acoso o un abuso, esa denuncia vaya a tener algún resultado de ser escuchada o atendida como corresponde".

Se podría generar aquella eventualidad, explicó, "si se sigue dando pie para que cualquier obispo, sacerdote, clérigo o religioso diga: 'Bueno, en ninguna parte se nos dijo que teníamos que entregar esto a la justicia civil' ".

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados