El universitario chileno no termina tareas, no pregunta en clases y no habla con profesores

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

Más de 7.000 estudiantes de primer año y de cuarto año de cinco universidades del Cruch participaron en el sondeo.

Los resultados de la encuesta se conocen en medio del debate por la carga académica en la educación superior.

El universitario chileno no termina tareas, no pregunta en clases y no habla con profesores
 ATON (Referencial)

La Encuesta Nacional de Evaluación del Compromiso Estudiantil 2018 fue patrocinada por el Cruch.

Llévatelo:

La mitad de los estudiantes universitarios llega a las clases sin terminar tareas ni lecturas y la mayoría reconoció que no hablan con los profesores sobre su desempeño, según reveló la Encuesta Nacional de Evaluación del Compromiso Estudiantil (ENCE) 2018.

El sondeo, que fue patrocinado por el Consejo de Rectores, consideró a 7.383 estudiantes de primer año y de cuarto año de cinco universidades del Cruch, correspondientes a la Universidad Católica, Universidad de Chile, Universidad de Valparaíso, Universidad de Playa Ancha y Universidad Católica de Temuco.

Los resultados de esta encuesta se conocen en medio del debate por la alta carga académica que enfrentan los alumnos de la educación superior, que ha llevado a manifestaciones y paros en algunos establecimientos.

Entre los resultados destacó que un 46,2 por ciento de los estudiantes admitió que nunca o sólo a veces realiza preguntas en clases, mientras que el 49,2 por ciento reconoció que asiste a clases sin haber terminado las lecturas o tareas con alguna o mucha frecuencia.

Incluso, el 84,6 por ciento dijo que nunca o casi nunca ha conversado con sus profesores sobre su desempeño académico fuera de clases.

Tiempo de estudio

Respecto al estudio, el 60,2 por ciento de los estudiantes dijo destinar 10 o menos horas a la semana al estudio fuera del horario de clases, mientras que sólo un 14,3 por ciento indicó que estudia 20 o más horas a la semana.

Además, un 68,3 por ciento sostuvo que revisa sus apuntes después de clases con alguna o mucha frecuencia, y del total de estudiantes hay un 66,5 por ciento que hace resúmenes de las clases con alguna o mucha frecuencia.

La mayoría no comparte con alumnos de otros grupos étnicos

Mientras que sobre la comunidad universitaria, un 87,7 por ciento planteó que comparte con alguna o mucha frecuencia con personas de otro nivel socioeconómico.

En tanto, un 77,7 por ciento dijo compartir con personas de creencias religiosas distintas, y un 78,8 por ciento con personas con puntos de vista políticos diversos.

Sin embargo, la mitad de los estudiantes (52,3 por ciento) confesó que nunca o casi nunca comparte con personas de otros grupos étnicos e, incluso, un 70,2 por ciento que nunca o casi nunca interactúa con personas de otros países o nacionalidades.

ENCUESTA NACIONAL DE EVALUACIÓN DE COMPROMISO ESTUDIANTIL (ENCE) 2018 by Cooperativa.cl on Scribd

"Vivir la universidad"

José Miguel Salazar, vicerrector de la Universidad de Valparaíso, presentó este estudio y explicó por qué los planteles necesitan conocer estos datos, que corresponden a la esfera de la responsabilidad personal de los estudiantes.

"Por muchos años las universidades hemos estado trabajando en desarrollar el currículum, preparar a los profesores, tener buenas aulas, tener buena tecnología de la información, pero, quizás, le hemos prestado menos atención a este 'vivir la universidad y el aprendizaje' en los zapatos de los estudiantes", reflexionó.

"Eso no significa que no haya problemas, que no haya estudiantes egresados o que trabajen mucho; hay muchas realidades escondidas tras esos promedios, pero es primera vez que tenemos una pista que nos permite decir: ojo, cuánto tiempo los estudiantes, en general, están dedicando a esto", acotó.

"¿Flojera?"

En el mencionado contexto de la carga académica y la salud mental, el rector de la Universidad Católica de Temuco, Alirio Bórquez, apuntó que no es correcto relacionar estos resultados, que pueden ser preocupantes, con el concepto de "flojera", especialmente en regiones y contextos socioeconómicos bajos, donde los alumnos suelen tener responsabilidades adicionales a sus estudios.

"La realidad que viven algunos estudiantes uno no necesariamente la puede asociar al poco compromiso que tienen o, entre comillas, a la 'flojera'. También tiene que ver con el contexto del que viene ese estudiante. Por ejemplo, un estudiante que viene de un contexto socioeconómico muy deprimido y que está con la preocupación de cómo tiene que comer día a día, contribuir a su propio núcleo familiar, hace que tambié esté en un dilema de qué es lo más importante", sostuvo.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados