Juez Carroza ordenó detener a tres militares que quemaron archivos de la CNI en democracia

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El hecho ocurrió en dependencias del Ejército en 2000 ó 2001, época en que la "Mesa de Diálogo" buscaba aclarar el destino de los detenidos desaparecidos.

La orden provino del general Eduardo Jara Hallad, a la fecha director de Inteligencia de la institución castrense.

Juez Carroza ordenó detener a tres militares que quemaron archivos de la CNI en democracia
 ATON

"Este procesamiento es histórico" por tratarse de un hecho acontecido en democracia, expresaron en la agrupación Londres 38.

Llévatelo:

El ministro de fuero Mario Carroza sometió a proceso y ordenó la detención de tres oficiales del Ejército en retiro por sustracción o destrucción de archivos microfilmados de la Central Nacional de Informaciones (CNI).

Según consta en la sentencia, este ilícito fue perpetrado en los años 2000 o 2001, al interior de la Escuela de Inteligencia del Ejército, ubicada en la localidad de Nos, en la comuna de San Bernardo, ya en democracia y en una época en que la "Mesa de Diálogo" buscaba aclarar el destino de los detenidos desaparecidos.

Carroza encausó en calidad de autor del delito a Eduardo Jara Hallad, ex general de brigada y director de inteligencia del Ejército a la época de los hechos

La ex teniente coronel Mercedes del Carmen Rojas Kuschevich fue procesada como cómplice, y el ex jefe del Estado Mayor General del Ejército Carlos Patricio Chacón Guerrero, como encubridor.

En el dictamen, además, el juez despachó además una orden de detención de los procesados, para lo cual solicitó la intermediación de la Brigada Investigadora de Delitos contra los DD.HH. de la PDI.

"Fueron incinerados"

Según estableció el magistrado en su investigación, "durante los años 2000 o 2001, en un día indeterminado, la entonces teniente coronel del Ejército, Mercedes del Carmen Rojas Kuschevich, segunda al mando de la sección archivo del Departamento II de Contrainteligencia de la DINE, por instrucción del general de brigada Eduardo Jara Hallad, director de inteligencia, habría procedido a revisar en forma aleatoria los antecedentes microfilmados pertenecientes a la CNI; que se encontraban en sus dependencias y bajo custodia del Ejército".

"Hecho lo anterior, y cumpliendo órdenes de su superior Jara Hallad, (...) dispuso que el suboficial mayor Luis Zúñiga Celis y el cabo primero Osvaldo Ramírez Lazcano, trasladaron aquellos archivos de la CNI a la Escuela de Inteligencia del Ejército, ubicada en la localidad de Nos, donde fueron incinerados, sin levantar las actas respectivas que ordenaba la reglamentación vigente", señala el dictamen (ver archivo adjunto).

Se trató de "un procedimiento irregular que se le habría debidamente informado al entonces Jefe del Estado Mayor General del Ejército de Chile, Carlos Patricio Chacón Guerrero".

"Procesamiento histórico", según Londres 38

La abogada Magdalena Garcés, del equipo de Londres 38 -querellante en la causa-, expuso en Cooperativa que "la trascendencia de este procesamiento tiene que ver con que se acredita un delito de destrucción de archivos de la CNI por parte del Ejército, de la Dirección de Inteligencia, en democracia, en un período en que estaba terminando la mesa de diálogo, cuando el Ejército aseguraba no tener mayor información, post Informe Rettig".

"El Ejército durante muchos años señaló no tener información, y estos archivos existían y fueron destruidos, por eso mismo es una situación grave y más grave aún que haya ocurrido en democracia", complementó.

"Por eso -manifestó- nos parece que este procesamiento es histórico, y tiene que ver con la concertación de archivos que puedan contribuir al esclarecimiento de los graves casos de violaciones a los derechos humano en dictadura, y por otra parte, la actitud obstaculizadora del conocimiento de la verdad que han tenido algunas instituciones".

A su vez, Erika Hennings, sobreviviente de Londres 38 y quien preside la agrupación homónima, expresó que el procesamiento ordenado por Carro es "tremendamente grave y así lo hemos podido constatar", porque "las complicidades con los pactos de silencio que el Ejército claramente continúan, creemos que hasta ahora, porque se ha negado siquiera a colaborar con estas investigaciones".

"Nos parece de esa gravedad y creemos incluso que ha sido tan grave como que los ministros han reforzado esos pactos de secreto. Esta resolución nos parece muy, muy importante", agregó quien fuera esposa del detenido desaparecido Alfonso Chanfreau.

Arista del caso Frei

Otra de las aristas tiene que ver con el caso Frei, ya que Jara Hallad, en ese entonces director del Departamento de Inteligencia del Ejército, habría dado la orden para quemar material que incluía el seguimiento de la CNI al ex Presidente Eduardo Frei Montalva

"Esto ratifica lo que siempre hemos sostenido, que es que el Ejército tenía antecedentes, tenía información, que siempre se negó a entregar información respecto del homicidio del Presidente Eduardo Frei Montalva, que luego ordenó la destrucción de los antecedentes", afirmó el timonel de la Democracia Cristiana, Fuad Chahín.

"Por eso -agregó Chahín- es que a nosotros nos parece que esta fue una noticia que comienza a acercarnos a la justicia también en esta arista del caso Frei y esperamos que, de alguna manera, también se pueda aclarar definitivamente qué es lo que ocurrió no sólo con este procesamiento, sino que también esperamos que, al igual que en el caso principal por el homicidio del Presidente Frei, tengamos una condena".

 

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados