Renuncia de Longueira pone en jaque a la Alianza

Una depresión gatilló la bajada del candidato de la UDI a cuatro meses de las elecciones.

El gremialismo y Renovación Nacional convocaron a una comisión política para definir posturas.

Archivo UPI
Tras la salida de Longueira, Matthei, Allamand y Golborne aparecen como opciones en la Alianza.

Tras la salida de Longueira, Matthei, Allamand y Golborne aparecen como opciones en la Alianza.

Relacionados

Una "fuerte depresión" gatilló la renuncia de Pablo Longueira a la candidatura única la Alianza, a exactos cuatro meses de las elecciones presidenciales del 17 de noviembre próximo.

La decisión del abanderado pone en jaque al oficialismo, que deberá buscar con premura a un reemplazante para enfrentar en las urnas a la candidata de la Nueva Mayoría, Michelle Bachelet, firme líder en las encuestas de intención de voto.

Tras el sorpresivo anuncio -que no dejó indiferente a ningún sector político- las comisiones políticas de RN y la UDI anunciaron que se reunirán, por separado, la tarde de este jueves para analizar el escenario electoral que abrió la bajada de Longueira.

De acuerdo a la Ley de Primarias, un escenario como el que se produjo durante la pasada jornada -la renuncia del ganador- produce que el pacto electoral o los partidos quedan liberados para designar a sus candidatos en forma individual o conjunta, pudiendo incluso ungir a cualquiera de los candidatos que ya participaron en la elección primaria.

Los nombres que suenan con más fuerza como posibles reemplazos de Longueira son los de la ministra Evelyn Matthei y el derrotado candidato RN Andrés Allamand, quienes pidieron ayer enfocarse en lo que le sucede "humanamente" a Pablo Longueira antes de pensar en las definiciones políticas.

Ninguno se cerró, sin embargo, de manera tajante a la posibilidad de asumir una candidatura, como tampoco lo hizo el ex candidato del gremialismo, el independiente Laurence Goborne.

Renovación Nacional y la UDI deberán definir ahora si apuestan a llegar a noviembre por separado o logran consensuar, con la complejidad propia del breve plazo, la designación de un nuevo abanderado único. 

En cualquier caso, la inesperada bajada de Longueira (Carlos Larraín la llegó a calificar de "insólita") pone a la Alianza en un pie aun más difícil frente al ya "complejo" escenario que enfrentará el bloque oficialista en noviembre en materia presidencial y parlamentaria, según reconocían públicamente sus propios representantes.

Repercusión en Twitter

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Publicar en su sitio