Tópicos: Sociedad | Sucesos

Conozca los orígenes de la festividad de San Patricio

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

La historia de la celebración se remonta al siglo IV, durante la expansión del cristianismo en territorios irlandeses.

Emigrantes se encargaron de repartirla e instaurarla como una fecha a conmemorar en diversos puntos del globo.

Llévatelo:

La fiesta en torno a la figura de San Patricio poco a poco se ha ido integrando a la cultura chilena, siguiendo la suerte que ya tuvo Halloween y otro tipo de festejos de origen extranjero. Pero vale la pena plantearse qué hay más allá de los tréboles y los vasos schoperos cargados con cerveza. El evento que actualmente justifica el consumo del brebaje y que hace que las personas se luzcan de verde data del siglo IV y proviene desde el otro lado del Atlántico.

ImagenSi bien la festividad gira en torno al Cristianismo, las creencias del personaje que se celebra distaban de tales ideales, incluso se le atribuyen simpatías con planteamientos paganos de la época. La mayoría de los conocimientos que se tienen sobre el hombre provienen de dos cartas que resaltan como legado: una conocida como Confessio y la otra como Epistola. Aunque nunca se ha tenido la certeza sobre su veracidad, razón por la que las fechas referentes al personaje varían.

Nacido en la antigua Bretaña en el año 390, no fue hasta que cumplió los 16 años que comenzó su formación como cristiano, cuando asaltantes irlandeses lo raptaron de su pueblo natal y terminó esclavizado en la costa oeste de Irlanda. Mientras cumplía con sus labores de pastor, Patricio comenzó a cultivar sus nuevas creencias. Esto hasta que un día, de acuerdo con el folclore de la zona, una voz le dijo en sus sueños que debía escapar del lugar.

Seis años pasaron antes de que consiguiera abrirse camino en un barco pirata y retornara a su familia en Bretaña, momento en el que continuó sus estudios y se transformó en obispo. De ahí en adelante sus intenciones dieron un vuelco y retornó a Irlanda con la misión de convertir a sus habitantes al cristianismo.

La tarea no fue fácil ya que en reiteradas ocasiones fue golpeado por matones locales, acosado por la realeza local e incluso tuvo la presión de sus superiores desde Bretaña. En el año 461, la historia se cierra con la muerte de Patricio el 17 de marzo, fecha en la que cayó en el olvido. De ahí en adelante, tanto la mitología como las tradiciones se encargaron de revivirlo como figura icónica y como artífice de la celebración con la que ahora es reconocido como el santo patrono de Irlanda.

Mitos propagados

La tradición de teñir todo de verde en torno a San Patricio encuentra su sustento en la fórmula de evangelización que este promovía utilizando tréboles. El entonces obispo daba a entender a los irlandeses que las tres hojas de la planta representaban la Santa Trinidad: El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo; cuestión que facilitaba la comprensión de la religión que estaba promoviendo.

Otro de los mitos sobre la figura de este santo es que se dice que "ahuyentó a las serpientes de Irlanda", a pesar de que este tipo de animales nunca llegó a existir en el territorio, por su clima y morfología. Historiadores han expuesto que como el reptil usualmente es asociado con el mal, la frase realmente simbolizaría la expulsión de las antiguas creencias y ritos paganos.

Se trata de dos tópicos que fueron propagados ampliamente por monjes siglos después de la muerte de San Patricio y cuyos alcances traspasaron las fronteras de donde se gestaron, para terminar saltando a otros continentes.

¿Y la fiesta?

El festejo realmente apunta a un día de renovación espiritual, que busca dar el tiempo para elevar plegarias por los misioneros repartidos alrededor del mundo. Pero la emigración de irlandeses a diferentes puntos del globo llevó consigo historias y costumbres que desembocaron en lo que se conoce en la actualidad, y que como pudo adoptarse en países como Canadá, Argentina, Japón, Nueva Zelanda, Australia y Suiza, hace unos cuantos años también se hizo su espacio en Chile.

El Día de San Patricio posee alcances de proporciones considerables sobre todo en ciudades estadounidenses, donde se concretan desfiles, se comparten comidas irlandesas e incluso se tiñen ríos de verde para conmemorar la fecha. Ejemplo típico de esto es Boston, en Massachusetts.

De vuelta en Irlanda, los gobiernos de la segunda mitad del siglo XX se encargaron de potenciar la fecha como un espacio de tiempo que sirve para promover la esencia de pertenecer a esa cultura, sacando a relucir sus propios alimentos, la música y también los dialectos locales. El Festival de San Patricio es un evento que se estableció a mediados de los años 90 y resalta por extenderse durante cinco días, con diversas actividades.

Finalmente, católico o no, irlandés o no, la fiesta de San Patricio en los tiempos que corren gira en torno a conceptos ampliamente instaurados a través del tiempo, con sus modificaciones correspondientes, como una proyección del santo: los tréboles, el oro, lo verde y la suerte. Todas formas que se podrán encontrar en bares y restaurantes nacionales este sábado o en los próximos días, si la celebraciones insisten en extenderse.

 

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados