Thomas Piketty propone regalar 100 millones de pesos a todos quienes cumplan 25 años

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El economista best seller plantea un impuesto de 90% a los hiper ricos para financiar esta "renta emancipatoria".

"El objetivo es hacer circular la propiedad, permitir que todo el mundo acceda a ella. Hoy la mitad de la población no posee patrimonio", argumenta.

Thomas Piketty propone regalar 100 millones de pesos a todos quienes cumplan 25 años
 Rug.nl

Tras vender 2,5 millones de copias de "El capital en el siglo XXI", Piketty está promocionando su nuevo libro, un mamotreto de 1.200 páginas titulado "Capital e ideología".

Llévatelo:

El célebre economista francés Thomas Piketty propuso implementar una herencia universal de 120 mil euros (unos 106 millones de pesos chilenos) para entregársela a todas las personas al momento de cumplir 25 años.

Piketty -que desde 2013 vendió 2,5 millones de copias de su libro "El capital en el siglo XXI"- está promocionando su nueva obra, "Capital e ideología", un mamotreto de 1.232 páginas en el que revisa la historia de la desigualdad, los mecanismos para legitimarla, y propone medidas para combatirla.

En entrevista con el diario español El País, el académico profundizó en algunas ideas que, en el contexto actual, parecen abiertamente irrealizables, como la implementación de un impuesto de 90 por ciento al patrimonio de los hiper ricos, a fin de establecer una "renta básica de emancipación".

"El objetivo es hacer circular la propiedad, permitir que todo el mundo acceda a ella. El impuesto sobre la propiedad permitiría financiar una herencia para todos de 120 mil euros a los 25 años", explicó Piketty.

"Un 90 por ciento (de impuesto) a quien tenga 1.000 millones de euros significa que le quedarán 100 millones de euros (89 mil millones de pesos chilenos). Con 100 millones (de euros) todavía uno puede tener un cierto número de proyectos en la vida. El objetivo es regresar a un nivel de concentración de la fortuna que era más o menos el de los años sesenta, setenta u ochenta en Estados Unidos y en Europa", señaló.

Propiedad, libertad, emancipación, alienación

El profesor de la Escuela de Economía de París dijo defender "un sistema de socialismo participativo", que cuestiona la preeminencia absoluta del derecho de propiedad, pues -indicó- éste termina impidiendo el acceso a la misma.

"Yo digo sí a la propiedad privada, mientras se mantenga en lo razonable. El desarrollo de la propiedad privada es una transformación fundamental, con una dimensión emancipadora, ligada a la libertad, y a la vez una dimensión de alienación y de dominio (...) Es un buen sistema para coordinar las acciones individuales y permitir a cada uno realizar sus proyectos, (pero) con una condición: que haya acceso a la propiedad", enfatizó.

El académico resaltó que, en la actualidad, "la mitad de la población no posee patrimonio", y "aunque uno tenga un buen diploma y un buen salario, puede que una parte importante del salario sirva para pagar toda la vida un alquiler a hijos de propietarios y carezca de medios para crear su propia empresa".

En su visión, "la historia muestra que, por medio de la deliberación democrática, se pueden encontrar límites a lo que es una propiedad privada razonable y lo que es una propiedad privada excesiva", porque "en algunos casos, la sacralización del derecho de la propiedad convierte las relaciones sociales en algo brutal (...) hasta tal punto que perpetúa las viejas desi­gualdades, incluso bajo su forma más brutal, que es la propiedad de seres humanos por otros seres humanos".

"La propiedad siempre tiene orígenes sociales"

Consultado por su propia situación tras el sorpresivo éxito de su libro anterior -que incluso lo tuvo de visita en 2015 en Chile-, Piketty dijo que tal experiencia ratificó sus ideas.

"Cuando uno escribe un libro como El capital en el siglo XXI, del que se venden 2,5 millones de ejemplares, no significa que sea mil veces mejor que aquellos de los que se venden 2.500 ejemplares. En parte es la suerte. Y me beneficié de las ideas de colegas y del sistema educativo francés. Es una ilustración perfecta de que las rentas y la propiedad siempre tienen orígenes sociales. No lo inventamos todo nosotros solos. Desde el momento en que uno obtiene altos ingresos, se ha beneficiado de muchas otras personas. Mi experiencia ha confirmado mis convicciones", sentenció.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados