La historia de la valiosa guitarra que Kurt Russell destrozó en "Los 8 más odiados"

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

En la última cinta de Tarantino, el actor rompió, por error, un ejemplar de 145 años.

El museo que arrendó el instrumento, aseguró que nunca más volverá a relacionarse con producciones cinematográficas.

La historia de la valiosa guitarra que Kurt Russell destrozó en

Nadie le avisó a Russell que en la escena debían cambiar el valioso ejemplar.

Llévatelo:

Fue un accidente.

"John Ruth", el personaje interpretado por Kurt Rusell en "Los 8 más odiados" destrozó contra un pilar una valiosa guitarra de 145 de historia arrendada al Martin Guitar Museum.

En la escena en cuestión, su personaje le quita el instrumento a "Daisy", personaje interpretado por Jennifer Jason y hace pedazos el valioso ejemplar.

Para hacer más real la película, ambientada post Guerra de Secesión, el equipo de rodaje arrendó una Martin auténtica de 1870 que se exhibía en dicho museo, uno de los más relevantes de Estados Unidos en la materia.

El tema, es que esa guitarra no es la que debía ser destrozada. Mark Ulano, quien trabajó en el sonido de la cinta, señaló a SSNInsider que originalmente la guitarra iba a ser intercambiada por otra antes de ser destrozada. El problema es que nadie le comunicó a Russell que tenía que cambiar la guitarra antes de despedazarla. La reacción de la actriz sería completamente real, ya que ella sí sabía del valor del instrumento.

"No podemos creer lo que ocurrió. No hay nada que pueda remediarlo. Hemos sido pagados por el seguro, pero esto no es sobre dinero, es sobre la preservación de la historia y la herencia musical americana", señaló el director del museo, Dick Boak.

"Nos informaron que hubo un accidente en el set. Pensamos que algo le había caído encima y entendemos que a veces esas cosas ocurren, pero al mismo tiempo no podemos tomar el asunto a la ligera. Todo esto sobre la guitarra destruida que aparece en el guión y el actor que no sabía acerca de ello es información nueva para nosotros. Ignorábamos que Kurt Russell no estaba enterado que se trataba de una impagable e irreemplazable pieza del Museo", agregó Boak.

Quien de paso aseguró que no volverán a exponerse a este tipo de situaciones y no volverán a alquilar sus equipos.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados