King Crimson: Si te anclas en rock progresivo no progresas, retrocedes

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

El vocalista Jakko se unió a la banda que lidera Robert Fripp en 2013.

King Crimson: Si te anclas en rock progresivo no progresas, retrocedes
Llévatelo:

El 'rock progresivo' es una etiqueta en la que no encaja Jakko, cantante de King Crimson, porque, aunque esta legendaria banda fue pionera del género en los setenta, durante sus 50 años de existencia ha experimentado sin mirar atrás y ha evitado "anclarse", según dijo en una entrevista con Efe.

King Crimson llega a Barcelona para actuar los días 12 y 13 de julio en el Teatre Coliseum (en Chile estarán el 12 y 13 de octubre), tras un cambio de ubicación fruto de la anulación del Doctor Music Festival, en el que tenían previsto tocar tres días.

Jakko se unió a la banda que lidera Robert Fripp en 2013 y, a pesar de ser un miembro reciente de la formación, es una voz autorizada para hablar de la evolución de King Crimson porque interpreta temas de todas las épocas en la actual gira de celebración del 50 aniversario del grupo.

Además, es un seguidor incondicional desde que, cuando tenía 10 años, un vecino le dio la oportunidad de escuchar por primera vez las hipnóticas melodías del Rey Carmesí.

Su historia es de película: "Fui a verlos por primera vez con 13 años y me dejaron boquiabierto. Fueron la inspiración que hizo que me convirtiera en músico".

Así empezó su carrera como multiinstrumentista, compositor y vocalista de bandas de 'rock progresivo' o inspiradas en este estilo musical, aunque también ha sido miembro de bandas de otros géneros, como Level 42.

Se casó con la hija de Michael Giles, confundador de King Crimson, y en 2002 se unió a la 21st Century Schizoid Band, compuesta por varios músicos que habían formado parte de la formación.

A partir de este momento entró en contacto con Robert Fripp, que "fue muy empático", y aceptó colaborar en el disco en solitario que editó Jakko.

"Recuerdo que me dijo: 'ten cuidado con lo que deseas, porque puede convertirse en realidad, y poco después me propuso ser el cantante de 'King Crimson'", ha recordado.

Robert Fripp tiene fama de tipo raro, pero Jakko opina que es "encantador" y cuenta una anécdota al respecto: "una vez, al poco de entrar a formar parte de la banda, dije en una entrevista que Fripp era muy amable y, cuando se publicó, Fripp me dijo: "no vuelvas a decir esas cosas o arruinarás mi reputación. Así que a partir de ahora siempre digo que es muy difícil trabajar con él".

Fripp eligió a Jakko porque quería músicos capaces de interpretar todo el repertorio de King Crimson, un reto difícil porque a lo largo de cinco décadas la banda ha contado con vocalistas muy diferentes.

"Yo decidí ser músico tras escuchar King Crimson, por lo tanto me formé escuchando a los anteriores vocalistas y eso se nota -ha señalado-, pero no imito a ninguno de ellos, sino que lo hago a mi manera".

Esta manera propia de aproximarse a los antiguas composiciones es lo que busca Robert Fripp, que está especialmente interesado en atraer a las nuevas generaciones, según señaló a Efe en la presentación de los actos del 50 aniversario.

"King Crimson nunca se ha estancado", según Jakko, por eso el concepto de 'rock progresivo' le parece inadecuado para definir la música de esta banda.

"Los músicos que hoy en día se consideran neoprogresivos tienen su referencias en el pasado y eso no es progresar, es retroceder", ha añadido.

Para Jakko, "'rock progresivo' es una etiqueta perezosa inventada por algún periodista, que ni siquiera las propias bandas utilizaban en los setenta, cuando se sentían más cómodos hablando de música 'underground' o 'art rock'".

Han pasado cincuenta años desde entonces y muchas cosas han cambiado, pero el desprecio hacia las etiquetas y el deseo de seguir innovando están intactos.

Como dice Fripp, "cuando la gente se junta en un lugar con buenas intenciones, pueden pasar grandes cosas, y eso es lo que pasa en la música, algo irrepetible".

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados