Caso Rodrigo Avilés: Ex carabinero fue condenado por violencia innecesaria

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

La Justicia desestimó un homicidio frustrado y la sentencia contra Manuel Noya será leída el próximo lunes.

El universitario resultó gravemente herido y quedó al borde de la muerte al ser impactado por un chorro del "guanaco" el 21 de mayo de 2015.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Caso Rodrigo Avilés: Ex carabinero fue condenado por violencia innecesaria
 ATON

Rodrigo Avilés estuvo 28 días al borde de la muerte.

Llévatelo:

Este martes se conoció el veredicto del juicio por el caso de Rodrigo Avilés, el joven universitario que en 2015 sufrió graves lesiones luego de ser impactado por el chorro de un carro lanzaguas de Carabineros.

El Tribunal Oral en lo Penal de Valparaíso condenó al ex carabinero Manuel Noya Pavis como autor del delito de violencia innecesaria y lesiones graves contra el estudiante. 

La Fiscalía acusaba al ex efectivo policial por lesiones graves y la familia de Avilés -querellante en la causa- por homicidio frustrado y uso desmedido de la fuerza, hechos por los cuales arriesgaba desde 541 días hasta 15 años de cárcel. Estos últimos cargos fueron desestimados por el tribunal.

El juez a cargo de la audiencia, Leonardo Aravena, aclaró que se "condena por violencia innecesaria con resultado de lesiones graves que es un delito del Código de Justicia Militar, y lo más relevante en este caso para desechar las pretensiones, principalmente, del Instituto Nacional de Derechos (INDH), fue el dolo con el cual actuó el imputado".

"Consideramos que la persona que tira el chorro de agua, en las condiciones que lo hace, no busca la muerte de la víctima ni de nadie y que tampoco se pudo representar esta situación", precisó el magistrado. 

Imagen foto_00000016
El estudiante estuvo casi un mes al borde de la muerte. (Foto: ATON)

La jornada pasada, durante los alegatos finales, el imputado pidió perdón a la familia del estudiante y particularmente a su padre, Félix Avilés, quien -como abogado- representa al joven ante la Justicia.

"Lo que hoy día ha sucedido es que los tribunales civiles han sido capaces de entender que hay un ordenamiento jurídico que tiene que respetarse y no puede vulnerarse y que se va a sancionar importando nada quien lo cometa, sino que solamente la responsabilidad que se determine", afirmó el padre de Avilés. 

"Esto iba a un proceso de la Justicia Militar y finalmente los resultados, que son históricos y todo el mundo conoce, era la impunidad o sanciones que eran verdaderamente irrisorias en razón del resultado del hecho", destacó.

Rodrigo Avilés participaba de la marcha del 21 de mayo de 2015 en Valparaíso cuando recibió el chorro del "guanaco" de Carabineros, que lo tuvo 28 días al borde de la muerte.

"Estoy conforme, estoy tranquilo. Me parece muy bien, todo esto se resuelve el lunes, pero ya está claro el asunto", comentó el joven tras conocer la decisión.

La sentencia de Noya será leída el próximo lunes 11 de marzo, arriesgando desde los 61 días hasta 5 años de presidio, todo dependiendo si el tribunal acoge la atenuante de la irreprochable conducta anterior, según indicó el fiscal a cargo del caso, Cristian Andrade. 

 

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter