Defensa de la víctima de O'Reilly: No es sincero el arrepentimiento de los Legionarios de Cristo

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

El sacerdote fue condenado a la prohibición del ejercicio público del ministerio sacerdotal por 10 años.

Sobre la condena, destacó que "es un motivo para tranquilidad y para comenzar un ciclo doloroso".

Defensa de la víctima de O'Reilly: No es sincero el arrepentimiento de los Legionarios de Cristo
 Archivo

O'Reilly quedó con prohibición de volver a América Latina, además de no poder trabajar con niños.

Llévatelo:

La familia de la víctima del sacerdote John O'Reilly celebró las "duras sanciones" que le impuso el Vaticano al religioso irlandés por abuso sexual reiterado contra una menor de edad.

El Supremo Tribunal Apostólico en Roma condenó a O'Reilly -quien abandonó Chile en diciembre pasado tras cumplir su condena- a la prohibición del ejercicio público del ministerio sacerdotal por 10 años y la obligación perpetua de fijar residencia fuera de América Latina.

El abogado que representa a la familia de la víctima, José Ignacio Escobar, destacó que la sanción vaticana puede cerrar un ciclo difícil, aunque cuestionó la actitud de los Legionarios de Cristo al no informarles antes del fallo.

"La familia está tranquila y satisfecha con la información recibida. Se trata de una sentencia dura, viene a confirmar la veracidad de la denuncia que ellos formularon con mucho valor y con mucho coraje hace ya varios años atrás. Es un motivo para tranquilidad y para comenzar un ciclo doloroso", aseveró.

Respecto a la congregación, acusó que "la verdad es que su comportamiento me parece pésimo y hoy el comunicado y la forma de darlo a conocer confirman que no están entendiendo o realmente no es sincero ni genuino su arrepentimiento respecto de este hecho, que es grave".

El sacerdote fue condenado en 2014 a cuatro años y un día de libertad vigilada por los hechos ocurridos entre los años 2010 y 2012 mientras era asesor espiritual del Colegio Cumbres, sentencia que cumplió oficialmente el pasado 10 de diciembre.

El Vaticano abrió el proceso canónico contra el ex líder de los Legionarios en Chile recién en 2015, cuando la justicia chilena ya lo había condenado, proceso que estuvo congelado y sólo se retomó en abril de 2018.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados