Obispo Cox: "Hay que aceptar en silencio la cruz que el Señor me ha destinado"

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Aunque no recibió sanción, Conferencia Episcopal pidió perdón a los afectados.

Llévatelo:

Un intercambio de correos electrónicos realizaron el vicario general de la diócesis de Chillán, Raúl Manríquez Ibáñez, y el cuestionado arzobispo emérito de La Serena Francisco José Cox Huneeus.

En su mensaje, este último sacerdote indicó que "en estos momentos no hay sino que aceptar en silencio la cruz que el Señor me ha destinado".

Monseñor Cox es vinculado con actos inmorales y conductas sexualmente impropias, especialmente, hacia seminaristas.

Incluso la Conferencia Episcopal pidió perdón a quienes se hayan visto afectados, ya que no justifican este tipo de actitudes en obispos y/o sacerdotes.

El cura Manríquez le envió por e-mail un mensaje a Cox que indica que "estamos conscientes que sobrellevas una cruz misteriosa, pero muy pesada. Te ofrecemos nuestro afecto que se mantiene intacto y nuestras oraciones que serán más fervientes y constantes".

"Compartimos todas las angustias que sufres por tu iglesia, a la que has servido con generosidad y lealtad durante tantos años. Recordamos con gratitud tu servicio en nuestra Diócesis; servicio que en muchos campos sigue dando sus frutos. Que no decaiga tu fe y que el Espíritu te acompañe al indicarte por qué caminos debes ir glorificando a Dios", expresó.

A este saludo, monseñor Francisco José Cox respondió: "En estos momentos no hay sino que aceptar en silencio la cruz que el Señor me ha destinado. He recibido muchos honores y alegrías en mi vida".

"Es hora de ofrecer también agravios y deshonras: son también una forma de entregarse al servicio de la Iglesia. A cada uno que se recuerde de mí, mi gratitud", concluyó el cuestionado sacerdote que actualmente se encuentra, presumiblemente, en Europa.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados