Economista explicó qué es una boleta ideológicamente falsa

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Claudio Agostini detalló en Cooperativa es qué se diferencia este documento de una boleta falsa.

"La boleta es de verdad, el papel existe, está registrado en Impuestos Internos", sostuvo.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Economista explicó qué es una boleta ideológicamente falsa
 Cooperativa

"Estoy diciendo que vendí un servicio cuando no he vendido ninguno", afirmó.

Llévatelo:

En referencia a la investigación del caso Penta, el economista y analista en materia tributaria, Claudio Agostini, explicó en conversación con Lo Que Queda del Día de Cooperativa qué es una boleta ideológicamente falsa y qué la diferencia de una boleta falsa.

Agostini sostuvo que "cuando uno se imagina o piensa en boletas falsas, lo típico que uno tiene en mente es una boleta que no tiene el timbre de Impuestos Internos. O sea, la mandé a una imprenta, nunca la registré en Impuestos Internos, te vendo un servicio a ti, te doy una boleta, tú crees que yo te di una boleta y que yo estoy haciendo la retención y pagando el IVA, y no es verdad porque esa boleta no existe".

"Es un pedazo de papel", agregó, indicando que "ese es el típico concepto de boleta falsa".

Aclaró que con una boleta falsa "se prestó el servicio o se vendió algo, pero no aparece registrado como que yo vendí. Te di una boleta que era de mentira, entonces en Impuestos Internos nunca aparece que hice esa venta porque es como si no hubiese existido, aunque existió".

En tanto, el caso de una boleta ideológicamente falsa "es exactamente al revés. La boleta es de verdad, el papel existe, está registrado en Impuestos Internos, tiene timbre, pero yo no te vendí nada".

"Llegué, emití la boleta, hice como que te vendía y ahí está. Esa es falsa exactamente por la razón opuesta: estoy diciendo que vendí un servicio cuando no he vendido ninguno", afirmó Agostini.

El economista manifestó que con una boleta ideológicamente falsa ocurre que "yo te pido una boleta y la registro como si yo hubiera incurrido en un gasto. Entonces mis ingresos están igual que siempre, inflé mis gastos, tengo menos utilidades y pago menos impuestos".

En resumen, "te hago el favor de darte una boleta y el 10 por ciento que se retiene te sirve como gasto, pagas menos impuestos en tu empresa y yo, si tengo bajos ingresos, el 10 por ciento me llega de vuelta en abril. Ese es mi beneficio, de esa transacción ambos ganan".

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter