Iván Navarro: Chile siempre es un fantasma en mi cabeza

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Con una década viviendo en Nueva York, el artista visual chileno regresó este año al país para tomarse un año sabático.

También estrenó su primera retrospectiva, que ha sido vista por más de 25 mil personas y que este domingo culminará después de tres meses.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Iván Navarro: Chile siempre es un fantasma en mi cabeza

La muestra, que es gratuita, estará abierta en el Centro de las Artes 660 hasta este domingo 8.

Llévatelo:

Hace un año decidió tomarse un descanso de 12 meses y volver a Chile. La idea era trabajar temas relacionados con el país, porque tras una década viviendo en Nueva York esta angosta y larga faja de tierra se ha convertido en uno de sus fantasmas. Pero el que pensaba como un año sabático, terminó convirtiéndose en el que recordará por haber realizado su primera retrospectiva. "Una guerra silenciosa e imposible", lleva tres meses en el Centro de las Artes 660 y este domingo culminará con más de 25 mil espectadores.

"No me acordaba muy bien cómo eran las cosas acá y pensaba mucho sobre Chile y también cómo trabajar en temas relacionados con Chile. Desde afuera uno muchas veces vive la ilusión de que está en Chile o que aún tiene una relación con el país. Para sacarme ese fantasma vine para acá, a ver cómo es la cosa ahora, qué está pasando. Ha sido bastante beneficioso, ahora ya con las ganas de volver a seguir trabajando en Nueva York y teniendo un poco solucionado este fantasma que es Chile siempre en mi cabeza", comenta Iván Navarro en una conversación con Cooperativa.

¿Cómo encontró a Chile? "Me quedó bastante claro que está en un momento complicado tal cual como están muchos otros países del mundo. Yo tenía una visión un poco más romántica antes de venirme este año, pero ahora, estando acá un tiempo, me doy cuenta que Brasil está tan corrupto como acá. Ahora, tampoco es tan terrible como está Chile. La situación está bastante bien dentro de todo. Hay montón de robos, violencia, pero tampoco es tan violento. Los policías no andan con metralleta en las calles, en Brasil es así".

Para Navarro hay muchas cosas cuestionables. "El país ha cambiado súper poco. Es un problema el vivir todavía bajo la constitución pinochetista. Imagínate que de todo el tiempo que yo viví afuera, quizás ahora recién voy a tener la oportunidad de votar en Chile, lo que es una tontera. Cómo es posible que después de tantos años de democracia recién Piñera logró eso. Recién se están destapando todos los casos de corrupción también. Yo creo que antes Chile era mucho más ingenuo y ahora recién está despertando al mundo".

Una guerra silenciosa e imposible

Navarro emigró a Estados Unidos a fines de la década de los '90. Desde esa fecha ha expuesto en las ciudades más importantes del mundo, recibió un Altazor y representó a Chile en la Bienal de Venecia. Sin duda, uno de los artistas visuales más destacados que han salido del país en los últimos años. Aún así, no había tenido la oportunidad de realizar una muestra individual y masiva como la que este año lo llevó a Corpartes.

"Hay obras nuevas que acá nunca se habían visto. Entonces uno también tiene una satisfacción por ese lado. También el hecho de haber hecho la exposición completa ya es una satisfacción tremenda. Es es súper rico para entender el trabajo de uno mismo. Ver todas las obras al mismo tiempo es algo que no le ocurre muy seguido a un artista. Además, que son obras grandes entonces es muy difícil montarlas", comenta.

"Acá en Chile el mundo artístico le tiene un poco de distancia a ese tipo de instituciones, regularmente los artistas prefieren cosas más pequeñas, más especializadas o también más tradicionales, porque Corpartes está recién comenzado. Fue un riesgo probar a ver qué podía pasar con mi trabajo y meterlo en ese mundo, porque es algo que nunca había hecho tampoco".

Trabajar el espacio arquitectónico, experimentar con la luz, con la electricidad, con objetos y con esculturas de distintas formas. Cuestionamientos a la dictadura, a la utilización de la silla eléctrica o el atentado que causó la muerte de Orlando Letelier en Washington, son algunas de las temáticas que tocan las obras de Navarro presentes en esta retrospectiva.

Para el artista visual "el mensaje importante de toda la exposición es que es una muestra en sí misma y no una recopilación de obras de distintas épocas. A mí lo que me interesó fue crear una circulación en todo el espacio, que la exposición fuera teniendo distintas etapas que van siendo marcadas por el tipo de iluminación que hay en cada sala".

Arte en Chile

Con diez años viviendo en Nueva York y uno de regreso en Chile, Navarro observa que hay un interés de parte de entidades culturales por el arte visual pero "que hay un desbalance bien notorio entre la gente que tiene la energía de hacer cosas y la demanda, la cantidad de publico que realmente se puede interesar de esto. El éxito de Corpartes, primero que todo, es porque es gratis".

"Falta interés del público para ver exposiciones pero también, quizás, ese interés es porque hay una comunicación que tiene que ser más efectiva", enfatiza.

En Chile se mira mucho a Europa y Estados Unidos, dice Navarro, respecto al arte que se está realizando en este lado del mundo. "Chile tiene esa mirada aún más arraigada que otros países de Latinoamérica. Otros países trabajan mucho más la cultura local, en cambio acá hay una inseguridad de trabajar la cultura local de una forma más intensa. En ese sentido, yo creo que la literatura, la poesía y la música son mucho más cara de palo para trabajar la cultura local".

"Encuentro que el arte contemporáneo tiene esa pretensión de ser internacional, entonces está el miedo de que no sean entendidos y ocupan muchos códigos que pueden ser entendidos por todo el mundo. Finalmente, yo creo que eso es más negativo que positivo. No se crea una identidad propia, al contrario, parecen ser artistas de cualquier parte del mundo no más".

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter