El relato de los jóvenes que ayudaron a los chicos reality a salir del auto en llamas

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Fabián Pinilla y Emmanuel Soto entregaron su relato de lo ocurrido el jueves pasado.

Contaron que la gente se sacaba selfies con el vehículo accidentado en vez de ayudar.

El relato de los jóvenes que ayudaron a los chicos reality a salir del auto en llamas
Llévatelo:

Fabián Pinilla y Emmanuel Soto, los dos jóvenes que ayudaron a los chicos reality Julia Fernández e Ignacio Lastra a salir del vehículo en llamas, entregaron su relato sobre el trágico accidente ocurrido el jueves pasado en Providencia.

En conversación con el programa de La Red "Mentiras Verdaderas", Emmanuel contó que "realmente nuestra primera decisión fue correr a ver qué había sucedido, sin intención de ayudar o nada. Fuimos a ver rápidamente qué había pasado. Apenas abrimos las puertas vimos que había gente en el auto y se veía la luz de una llama pequeña. Como de 30 centímetros, algo así".

Entonces, "corrimos de inmediato a ayudar, porque sabíamos que se iba a incendiar. No nos quedamos pensando '¿será que los ayudamos?' En ningún momento nos preguntamos nada. Corrimos al auto a tratar de ayudar a la chica".

Fabián complementó que "abrimos la puerta del Sernatur, vimos el auto. En ese momento nos bloqueamos y lo único que hacemos fue correr hacia el vehículo. Por Nueva Providencia venían bajando vehículos, en ningún momento nos percatamos, llegamos y corrimos. Miro hacia atrás, mi compañero venía corriendo a mi lado".

"Ya había gente. La impotencia que nos dio a nosotros... es que cuando corrimos, toda la gente que estaba ahí estaba grabando", añadió Fabián. "Saltamos la baranda que divide la avenida, llego y ya viene saliendo Julia. Se ve una mano".

"De repente, de la nada, se ve que sale del vehículo. Lo que han dicho de que ella salió eyectada del vehículo, que salió por el parabrisa, eso nunca sucedió. Ella salió por la ventana lateral del conductor. Se ve salir una mano y ella sale rápidamente".

"Ella sale -continúa Fabián-, la bajamos y una pareja que estaba ahí toma a Juli, la lleva hacia una orilla, donde está el semáforo, la acuesta y asisten a la niña. Cuando yo me doy vuelta para ver dónde la están llevando, Emmanuel me grita y me dice 'hay alguien más en el auto'".

"El nos ayudó"

Emmanuel entonces agrega que "cuando ya volteamos fue que lo logramos ver y estamos frente a él. Su única reacción fue decir 'apáguenme, apáguenme, apáguenme'. Imagínate la desesperación de tener la espalda incendiada. Su ropa estaba incendiándose, el auto estaba en llamas intensas".

"La reacción de nosotros fue buscar la manera de tomarlo, viendo que su piel se venía. Si lo tomábamos fuerte de alguna manera, le íbamos a hacer un daño a él", sostuvo.

Fabián luego explica que buscaron la mejor manera de asistirlo sin provocarle más daño y a la vez sin quemarse ellos.

"El hace un gesto. Es una persona de un metro 95, muy alta. Levanta los brazos y nosotros tenemos la posibilidad de meter las manos, hacemos el primer empuje y no lo pudimos tirar. Era muy pesado y muy grande", detalló.

Y, luego, "cuando vamos a hacer el segundo intento, vemos que atrás de Emmanuel, llega otra persona, gracias a él y a que Ignacio levantó los brazos, sentimos cuando él pega el impulso, lo podemos tirar".

Ninguno de los dos sabe quien fue la persona que ayudo, apuntan que pudo haber sido un bombero o un paramédico que estaba de franco.

Emmanuel explica que en ese momento la ropa de Ignacio "estaba en llamas y se le pegaba la piel. Con nuestras poleras, con todo lo que intentamos, no se podía apagar. Quizás pudo haberle caído bencina, pero no lo podíamos apagar. Eran unas llamas muy fuertes".

"Nosotros lo sacamos, lo bajamos al piso -añadió Fabián-, lo arrastramos un metro desde donde estaba el vehículo incendiándose, empezamos a apagarlo y el auto explotó. Fue la primera explosión grande".

"No podíamos apagarlo (a Ignacio), no podíamos apagarlo. Me doy vuelta y veo que un guardia del Sernatur viene con un extintor pequeño. Lo voy a abrir, veo las piernas, que era lo único que tratábamos de apagar más rápido, que era lo que tenía más fuego. Con el extintor a las piernas".

"En ese momento, la gente que estaba ahí le dice 'rueda, rueda', cuando lo hace, le logramos sacar la chaqueta. Ahí se apagó el incendio. Viene la segunda explosión y la gente que estaba ahí, se aleja", sentenció Fabián.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados
loading...