Tópicos: Mundo | Africa

El arcaico y abusivo planchado de senos que sufren jóvenes africanas

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Esta agresiva práctica -aplicada la mayoría de las veces por sus madres- busca que las muchachas no llamen la atención de los hombres y así retrasen su vida sexual.

Provoca severos dolores, infecciones y reducción o hasta desaparición de las mamas.

El arcaico y abusivo planchado de senos que sufren jóvenes africanas
 VICE.COM

El planchado busca evitar la temprana actividad sexual, acosos y embarazos no deseados de las jóvenes.

Llévatelo:

Una agresiva práctica tradicional -que no tiene sustento científico- plancha los senos de jóvenes africanas para reducir su busto y así evitar la atención de los hombres.

El planchado de senos utiliza objetos como piedras lisas, espátulas, palos de escobas o similares, e incluso cinturones para atar alrededor del pecho y así evitar el crecimiento o reducir los pechos de las niñas, señala un reportaje del diario español El País.

El propósito de esto es retrasar al máximo el inicio de la vida sexual de las mujeres, prevenir el acoso y los embarazos no deseados. 

Betty Codjie, una estudiante camerunesa de 25 años que sufrió de este tratamiento, dice estar convencida de que ésta no es la solución para abordar la problemática sexual.

Según cifras del Fondo de la Población de la ONU (UNFPA), el 30 por ciento de las mujeres en Camerún quedan embarazadas antes de los 18 años.

Una mujer soltera que tiene sexo es mal vista

"Esto tiene que ver más con la falta de acceso a métodos anticonceptivos", afirma Codjie, pero explica que en su país el hecho de tener sexo siendo una mujer soltera es mal visto, lo que provoca que muchas mujeres no utilicen métodos anticonceptivos.

"Todavía hay una cierta moral de que no debes tener relaciones sexuales. Para pedir las píldoras anticonceptivas aún necesitas mucho coraje y las chicas al final se quedan embarazadas", contó Codjie.

En la misma línea, la joven explica que en la mayoría de los casos, las madres son las que realizan el planchado: "Mi madre fue a buscar un bastón y me explicó que tenía que golpearme todas las mañanas, al amanecer. Me pareció un poco raro, no lo entendí".

Las consecuencias de este "tratamiento" incluyen dolor, quistes, abscesos, cicatrices, daño permanente en los conductos de la leche, infecciones, fiebre severa, dolor intenso, quemaduras, deformación, reducción o agrandamiento del tamaño de los senos, caída prematura e incluso la desaparición completa de uno o ambos.

Imagen foto_00000016
"Mi madre fue a buscar un bastón y me explicó que tenía que golpearme todas las mañanas", relata Betty Codjie.

En respuesta a esto, el Gobierno de Camerún incluyó, en el año 2015, una disposición en el nuevo Código Penal, que establece que quien, de cualquier manera, interfiera con un órgano para inhibir su crecimiento normal será castigado con prisión de seis meses hasta cinco años, con multas entre 170 y 1.700 dólares (un millón 181 mil 500 pesos chilenos).

Esto ha significado un avance en esta práctica, que -según Codjie- va en contra de un proceso biológico: "No está bien. Como mujer, te van a empezar a crecer los senos y no veo la razón de detener ese proceso o de impedir que el desarrollo prosiga de forma natural".

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados