Los secretos que revelaron los archivos sobre el asesinato de John F. Kennedy

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El mayor misterio de la historia reciente de Estados Unidos volvió a resurgir con la publicación de miles de documentos clasificados.

Desde "fiestas sexuales" hasta el precio exacto por la cabeza de Fidel Castro: mucho vio la luz.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Los secretos que revelaron los archivos sobre el asesinato de John F. Kennedy
 Walt Cisco, Dallas Morning News

El magnicidio ocurrió en una visita política a Dallas, Texas, el 22 de noviembre de 1963.

Llévatelo:

Es el mayor misterio de la historia reciente de Estados Unidos y, este jueves, la última colección inédita de archivos del gobierno salió a la luz: alrededor de 3.100 expedientes clasificados sobre el asesinato de John F. Kennedy, ocurrido en una visita política a Dallas, Texas, el 22 de noviembre de 1963.

Luego de ser confirmado por el presidente Donald Trump, los documentos oficiales hasta ahora custodiados por los Archivos Nacionales se publicaron total o parcialmente según lo dictado por una ley aprobada en 1992. Todo, bajo la expectación de expertos y ciudadanos que, a casi 54 años de los fatales disparos, siguen teniendo preguntas.

Pero, ¿qué secretos revelaron los ahora desclasificados documentos sobre la investigación del magnicidio de JFK? ¿Qué nombres surgieron? ¿Qué develan sobre la época en que ocurrió el asesinato? A continuación, repasamos algunos de los detalles más interesantes que fueron recopilados por la BBC

Planes en contra de Fidel Castro

Tan interminable como el misterio de la muerte de Kennedy eran los siempre acusados intentos de Washington para acabar con uno de sus mayores dolores de cabeza durante la Guerra Fría: el líder cubano Fidel Castro.

Al respecto, los archivos publicados revelaron encuentros de la agencia de inteligencia de EE.UU. (CIA) con emigrados cubanos del estado de Florida para elaborar planes para asesinar al presidente isleño. ¿El precio por su cabeza? 100 mil dólares de la época (aproximadamente 1,3 millones de dólares de hoy) y otros 20 mil dólares (unos 256 mil dólares de ahora) por su hermano Raúl y el "Che" Guevara, respectivamente.

Pero, según BBC, eso no era todo: otro documento describió el bosquejo de la "Operación Bounty", un plan del Pentágono que buscaba derrocar a Castro mediante un sistema de recompensas económicas para quienes mataran a "comunistas" cubanos (siempre y cuando entregaran a la CIA pruebas "concluyentes" del asesinato, como el carnet del partido del fallecido).

La CIA tenía en la mira líderes de todo el mundo

Junto a Castro, el nombre de otros líderes "incómodos" para Estados Unidos también se encuentran en los textos, como el presidente congoleño Patricio Lumumba (asesinado en 1961) y Sukarno, el primer presidente de la Indonesia independiente (1945-1967).

Todo parte de un "resumen de hechos" que data de 1975 (durante el gobierno de Richard Nixon), da cuenta de recibos y las cuentas financieras de los planes clandestinos para financiar, además, "actividades anticomunistas" y garantizar suministros y armas para la oposición a los gobiernos de Cuba, República Dominicana, Congo y Vietnam del Norte y del Sur.

De hecho, se relata el testimonio del entonces director de la CIA, Richard Helms, quien afirma que Nixon creía que la agencia fue responsable de la muerte del líder de Vietnam del Sur, Ngo Dinh Diem, el 2 de noviembre de 1963 (semanas antes del crimen de JFK). 

El misterioso llamado a un periodista

Según un memorando de la CIA al FBI, 25 minutos antes del asesinato de Kennedy, un periodista británico del diario Cambridge Evening News recibió una llamada anónima  en la que le dijeron que llamara a la embajada de EE.UU. para recibir una "gran noticia".

"Después de recibir la noticia de la muerte del presidente, el periodista informó a la policía de Cambridge de la llamada anónima y la policía informó al MI5 (el servicio secreto británico)", señala el texto, citó la BBC.

Supuestas "fiestas sexuales"

Otro memorando, que emitió el FBI en 1960, relata la investigación un conocido detective de Los Ángeles, California, para encontrar a una "reconocida prostituta de Hollywood". Ella, supuestamente, había organizado fiestas sexuales que involucraban al entonces senador Kennedy; su cuñado, el actor Peter Lawford, y Frank Sinatra.

Otro de los textos aludía al envío de una comunicación al entonces fiscal general Robert F. Kennedy (hermano del presidente) sobre la publicación de un libro que iba a abordar sus relaciones con la actriz Marilyn Monroe.

Oswald se reunió con la KGB

La BBC recuerda que archivos desclasificados previamente ya hablaban de una visita de Lee Harvey Oswald, el presunto culpable del asesinato de JFK, a la Ciudad de México, en la que visitó las embajadas de Cuba y de la Unión Soviética. El jueves, los documentos dieron más luces sobre ese misterioro episodio.

Resulta que, según estos nuevos expedientes, durante la visita, Oswald habló con un miembro del Departamento 13, una unidad "responsable de sabotaje y asesinato" de la inteligencia soviética: la KGB.

¿Hasta qué punto el gobierno sabía de los planes de Oswald?

¿Tenía el gobierno de los Estados Unidos algún atisbo de lo que el presunto asesino iba a realizar en el Texas School Book Depository? Un reciente texto precisa que la división del FBI en Dallas -la ciudad del magnicidio de Kennedy- tenía a Lee Harvey Oswald en la mira desde octubre de 1963: un mes antes de asesinato.

De acuerdo al informe, Oswald era "de interés" según "fuentes cubanas", por lo que iniciaron investigaciones para localizarlo; sin embargo, nadie actuó y el hombre, presuntamente, cometió el crimen.

"El asesinato pudo probablemente evitarse, había datos que llevaban a pensar que eso podría ocurrir. Y sencillamente, no le prestaron atención. Quizás no por complicidad, sino por procedimientos equivocados", explicó al respecto Patrick Maney, profesor de historia presidencial en el Boston College, a la BBC.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter