"Davos en el desierto": Comenzó cumbre salpicada por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

El principal foro económico de Arabia Saudí partió este martes con un recuerdo a la figura del columnista muerto en el consulado de Estambul el 2 de octubre.

El evento ha visto como sus principales ponentes y oradores se han retirado en plena crisis por el crimen.

 EFE
Llévatelo:

El Future Investment Initiative (FII) o "Davos del desierto", principal foro económico de Arabia Saudí, comenzó este martes con un recuerdo a la figura del periodista saudí Jamal Khashoggi, muerto en el consulado saudí de Estambul el pasado 2 de octubre.

La directora ejecutiva de la compañía financiera Olayan y miembro del Consejo Consultivo del FII, Lubna Olayan, comenzó la sesión inaugural del foro recordando la "terrible" muerte de Khashoggi y subrayando que "con el apoyo del Gobierno la verdad emergerá".

"Es natural que nuestra mente se centre en la muerte de Khashoggi, un escritor y ciudadano saudí", dijo Olayan en el comienzo de su intervención, la primera tras el saludo del director ejecutivo del FII, Yasir al Rumayyan.

En su discurso, la empresaria saudí se dirigió en inglés a los centenares de asistentes extranjeros a la sesión inaugural y les garantizó que lo ocurrido con Khashoggi es "ajeno" a la "cultura y el ADN" de Arabia Saudí y vaticinó que el país "emergerá más fuerte al lidiar con la crisis" y tendrá "un futuro más brillante".

El FII, que celebra su segunda edición, está organizado por el Fondo de Inversiones Públicas de Arabia Saudí, presidido por el príncipe heredero, Mohamed bin Salman.

La cumbre ha visto como sus principales ponentes y oradores del foro se han retirado de la convocatoria en plena crisis por la desaparición y muerte del periodista saudí Jamal Khashoggi.

Entre los que han cancelado su participación en el foro está la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde; el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim; ministros de países como Francia, Reino Unido, Holanda, Japón y EEUU y directores de empresas multinacionales.

La muerte del periodista, reconocida por las autoridades de Riad, ya ha tenido repercusiones diplomáticas.

La canciller alemana, Angela Merkel, anunció este domingo la suspensión de la venta de armas a Arabia Saudí por considerar que no puede hacerse en las "actuales circunstancias".

El ministro de Asuntos Exteriores saudí, Adel al Yubeir, afirmó el domingo que las autoridades saudíes desconocen el paradero del cadáver de Khashoggi y atribuyó la muerte a un grupo de agentes que actuó por cuenta propia.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados