Ex estudiantes de criminalística buscan negociar con el Estado tras demanda en CIDH

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Los jóvenes esperan que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos notifique al Gobierno de la demanda interpuesta.

Fueron 17 mil los estudiantes afectados que cursaron una carrera que no se podía ejercer.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Ex estudiantes de criminalística buscan negociar con el Estado tras demanda en CIDH
 ATON

En la UTEM fueron cinco mil los estudiantes afectados.

Llévatelo:

Ex estudiantes de la carrera de criminalística continúan esperando negociar con el Estado tras la demanda que interpusieron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La acción judicial ha sido parte de la larga travesía que han enfrentado parte de los 17 mil estudiantes que se enteraron en 2007 que no podrían ejercer la carrera pues, por ley, en Chile la labor criminalística sólo es ejercida por las policías.

"Fue bastante traumático y, peor aún, una estafa de una universidad estatal, donde nos prometieron un cambio laboral extenso, en instituciones como el Ministerio Público, la Fiscalía, Investigaciones y Carabineros", explicó Juan Pablo Rojas, vocero de los ex estudiantes de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM).

Y es que en esta casa de estudios fueron más de cinco mil los jóvenes que estudiaron la carrerea. Incluso algunos de ellos alcanzaron a egresaron.

En esta lucha por justicia, a mediados del año pasado presentaron una demanda contra el Estado ante la CIDH y esperan que este año el organismo notifique al Gobierno para que puedan negociar.

El abogado de los más de 700 jóvenes que participaron de esta demanda, Sebastián Weinborn, asegura que al Estado "le cabe responsabilidad, pues la UTEM es una universidad fiscal y el Ministerio de Educación autorizó la existencia de una carrera que se sabía que no se podía ejercer".

En medio de este conflicto, el año pasado la Corte Suprema ordenó indemnizar por 413 millones de pesos a 84 jóvenes que estudiaron la carrera en el Instituto Profesional Santo Tomás por considerarse que la casa de estudios utilizó publicidad engañosa.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter