Ex canciller del Arzobispado de Santiago es formalizado este viernes por abuso sexual y estupro

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

Óscar Muñoz Toledo fue formalizado en el Tribunal de Rancagua.

Ex canciller del Arzobispado de Santiago es formalizado este viernes por abuso sexual y estupro
 ATON (Referencial)

El tribunal decretó prisión preventiva para Óscar Muñoz y fijó en 180 días el plazo de investigación.

Llévatelo:

El sacerdote Óscar Muñoz Toledo, ex canciller del Arzobispado de Santiago y acusado de siete casos de abuso sexual y estupro contra menores, quedó en prisión preventiva, tras la formalización realizada este viernes en el Tribunal de Garantía de Rancagua. 

Además, la Fiscalía presentó los casos de cinco víctimas, todos menores de edad, que incluían situaciones de abusos y estupro.

Durante la audiencia, el tribunal además decretó 180 días para desarrollar la investigación.

"La defensa a lo único que aspira es que si se aplica la ley como corresponde a todos los ciudadanos, se tiene que aplicar en todo el sentido de la palabra, no solo en aquello que pudiese eventualmente perjudicarlo o que aparentemente apareciera más perjudicial para él", dijo el abogado defensor, Gabriel Henríquez.

"Aspiramos a que tenga el tratamiento normal que tiene cualquier imputado y eso implica como ocurre a diario en nuestros tribunales de que se adopten las medidas de seguridad pertinentes cuando es el caso, como módulos segregados", añadió.

Murillo: "Es una señal tremendamente importante"

En tanto, el director de la Fundación para la Confianza y uno de los denunciantes de Fernando Karadima, Juan Andrés Murillo, valoró que el Estado, por medio del Ministerio Público, esté investigando al religioso, el cual tenía mucha cercanía con los cardenales chilenos.

"Es importante que hoy día es la Fiscalía, es decir el Estado de Chile, que se hace parte y se hace cargo de la investigación, que ya no es solamente un problema canónico o pastoral o solamente de la Iglesia hacia adentro, si no que es un problema de interés público, aquí hay derechos de niños y niñas que han sido vulnerados por parte de aquellos que se suponía que tenían que cuidar y proteger y no lo hicieron", aseveró.

"Es una señal tremendamente importante (la prisión preventiva), aquí hay muchos delitos que cometió esta personas, que no hay que olvidar que era el encargado de recibir los testimonios de las víctimas cuando iban al Arzobispado a hablar sobre abusos. (La formalización) marca un precedente, un precedente importante", enfatizó Murillo.

El traslado desde Santiago

El religioso fue trasladado durante la mañana de este viernes desde la 33ª Comisaría de Carabineros de Ñuñoa hasta el Tribunal de Garantía de Rancagua (Región de O'Higgins), donde será formalizado.

Tras la ratificación de las denuncias ante el Ministerio Público y una serie de pruebas realizadas por el Servicio Médico Legal, el juez Luis Barría ordenó la detención de Muñoz por los delitos, lo que fue llevado a cabo por personal del OS-9 de Carabineros, donde pasó la noche.

En primera instancia, Muñoz sería llevado esta mañana hacia el Departamento OS-9 de Carabineros (cercano a la comisaría, en la misma comuna), sin embargo, fueron los mismos uniformados quienes llegaron hasta el cuartel para su traslado.

El sacerdote fue llevado hasta la ciudad de Rancagua a bordo de un vehículo del OS-9, escoltado por otros dos móviles más.

Se espera que la formalización comience a eso de las 09:00 horas. 

Gabriel Henríquez, abogado de Muñoz, aseveró que "más allá de la eventual gravedad de los hechos que está investigando la Fiscalía, creo que la detención en estos términos, mediática, me parece absolutamente innecesaria e imprudente".

"Evidentemente que si a una persona le despachan una orden de detención pudiendo haberla citado a que compareciera a una audiencia de formalización, evidentemente que está dando una indicación, me está indicando que la probabilidad de que la Fiscalía pueda pedir la medida cautelar más gravosa son altas", aseveró.

El ex canciller se "autodenunció" a la Iglesia en enero de este año, aunque la fiscalía asegura que las denuncias son por hechos ocurridos entre el 2002 y marzo del 2018 en Rancagua.

Muñoz fue vicecanciller del Arzobispado en el período del cardenal Francisco Javier Errázuriz y canciller de Ricardo Ezzati. Incluso estuvo encargado de recibir algunos testimonios por los casos de abuso de Fernando Karadima.

El arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, manifestó su "disponibilidad de colaborar con la justicia en todo lo que sea requerido. Un dolor muy grande, por él, por su familia y por las víctimas. Un pensamiento muy cercano y cordial a las víctimas que han sufrido de parte de él estos abusos".

Relacionados
Lo + de País