Tribunal Ambiental acogió reclamación de Minera Candelaria y ordenó nueva resolución sancionatoria

Publicado:

El año 2016 la Superintendencia de Medioambiente sancionó a Minera Candelaria por una multa de 5.049 UTA.

Este lunes el Tribunal dejó sin efecto la resolución ordenando a la SMA una nueva sanción, ajustada a derecho.

Tribunal Ambiental acogió reclamación de Minera Candelaria y ordenó nueva resolución sancionatoria
 Archivo
Llévatelo:

El Segundo Tribunal Ambiental de Santiago resolvió este lunes acoger la reclamación presentada por Minera Candelaria en contra de una resolución de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), ordenando una nueva resolución sancionatoria contra la minera ubicada en Tierra Amarilla, en la Región de Atacama.

La resolución fue dictada por la SMA en el año 2016, por una multa de 5.049 Unidades Tributarias Anuales, es decir, aproximadamente 2.798 millones de pesos, por diversas infracciones a las resoluciones de calificación ambiental.

"El Tribunal consideró que la resolución de la Superintenencia no se encontraba debidamente motivada respecto de una serie de aspectos que hacían necesario dejarla sin efecto para que se dicte una nueva, esta vez ajustada a derecho", señaló el ministro Alejandro Ruiz.

El Tribunal Ambiental de Santiago, en junio de 2018, rechazó la reclamación de Minera Candelaria en contra de las sanciones impuestas por la SMA, dictando sentencia, fallo que fue recurso de casación en la forma y fondo por parte del complejo minero resuelto en mayo de 2019 por la Corte Suprema, ente que acogió el recurso en la forma y anuló el fallo, indicando que se procediera a una nueva vista del fallo en "un tribunal no habilitado que corresponda", por lo que se realizó un reconocimiento del caso.

OTRAS CAUSAS

Actualmente, en el Primer Tribunal Ambiental hay una demanda por daño ambiental interpuesta por el Consejo de Defensa del Estado (CDE) en contra de Minera Candelaria.

La demanda ingresó en julio de 2019 y actualmente está en proceso de conciliación, con el fin de que las partes puedan llegar a una resolución alternativa al conflicto a través de un acuerdo que tenga como eje principal la restauración del medioambiente dañado.

Esta fue presentada debido a que a juicio del CDE la empresa no ha mitigado los efectos adversos significativos que su actividad impone a la disponibilidad de agua del acuífero del Río Copiapó.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter