Concepción: Familia de hombre que estuvo dos años en el SML demandará al Estado

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Al igual que en el caso Mardoff, el cuerpo de Sergio Urra permaneció un largo tiempo en la morgue pero su familia no fue informada.

Mientras buscaban pistas, informalmente se enteraron que el cuerpo había sido identificado.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Concepción: Familia de hombre que estuvo dos años en el SML demandará al Estado
 Cristofer Espinoza, Cooperativa

Sergio Urra estuvo casi dos años en el SML Concepción mientras su familia lo buscaba.

Llévatelo:

La familia de Sergio Urra Venegas, desaparecido el 24 de septiembre de 2014 en Concepción, Región del Biobío, analiza en el corto plazo iniciar una demanda civil por falta de servicios contra el Estado, luego de que su cuerpo estuviera dos años en el Servicio Médico Legal sin que se les notificara.

La hermana de Sergio Urra se enteró en 2016, durante una conversación informal, de que el cuerpo estaba en el instituto forense, situación que ahora saben no fue un caso aislado, tras lo ocurrido con la familia de Sergio Mardoff.

Ante este hecho, la familia consiguió el patrocinio del abogado Andrés Durán, quien busca que se compruebe la existencia de una negligencia tanto del Ministerio Público como del SML.

El jurista apuntó que "francamente aquí hubo una desinteligencia de los organismos especializados para desarrollar este tipo de labores. Estamos estudiando los antecedentes, tenemos copia de la carpeta de investigación, tenemos un fiscal que hizo bien las cosas y un fiscal que hizo mal las cosas. Lo que vamos a ver ahora es cómo evitamos que esto vuelva a suceder".

Agregó que "la familia está viendo la posibilidad de juntarse con otras personas afectadas por el Ministerio Público y de este modo hacer un frente común".

Hasta el momento se conoce que la causa penal era dirigida por el fiscal Paolo Muñoz y que en 2015 fue archivada según consta en la carpeta investigativa. El Ministerio Público en el Biobío fue contactado para obtener una versión al respecto, pero por ahora decidieron no emitir declaraciones.

Visiblemente incomodada, la fiscal regional del Biobío, Marcela Cartagena, sostuvo que "todo lo que tenga que decir lo voy a decir cuando conozca la situación que usted describe" y "como todavía no ha sucedido, prefiero no referirme a ella".

Asimismo, la autoridad admitió que no conocía el caso y agregó que "tengo que conocerla cuando se presente. A mí no me corresponde referirme a trascendidos de prensa, me corresponde referirme a la presentación cuando la conozca y la tenga a la vista".

 

Imagen foto_00000001
El certificado de defunción fue emitido el 29 de agosto de 2016, y reconoce la fecha de muerte el 24 de septiembre de 2014 (Foto: Cristofer Espinoza, Cooperativa)

Críticas de la familia

Alejandra Garrido, pareja del desaparecido, dijo que "mi cuñada fue a avisarle a mi suegra que la detective que llevaba el caso le había dicho que cómo estaba mi suegra, ya que al 'Checho' lo habían entregado y ahí ella le dijo que a su hermano aún lo estaban buscando".

Agregó que "dejamos los pies en la calle, pegábamos papeles, nos llegaban comentarios, declaraciones, lo salíamos a buscar pero nunca pensamos que estaba en el Servicio Médico Legal casi dos años. Andábamos haciendo el loco con los perros, con la PDI y él en la morgue".

Tras el aviso informal, concurrieron a la Fiscalía para solicitar el examen de ADN, lo que corroboró luego de casi un mes que era su familiar.

 

Imagen foto_00000003
Alejandra Garrido, pareja y madre de dos hijos en común y Silvia Venegas, su madre, buscaron a Sergio Urra incluso en balsas por el río Biobío (Foto: Cristofer Espinoza, Cooperativa)

La desaparición

Existe la sospecha fundada de que Urra, de entonces 24 años, fue asesinado por conflictos de droga en el sector de Pedro de Valdivia Bajo y lanzado al río Biobío a la altura de la arenera, delación obtenida de una testigo ocular del crimen que fue grabada por la familia y que la Fiscalía no consideró y archivó la causa en 2015.

El 9 de diciembre de 2014, en la playa Los Morros en Talcahuano, apareció un cuerpo. Alejandra Garrido y la madre del joven concurrieron tanto al lugar del hallazgo como a preguntar al SML, donde aseguran que les respondieron que el cuerpo hallado ya había sido reclamado y que no era su ser querido.

Silvia Venegas, la madre, dijo estar "molesta totalmente con el fiscal, con el Servicio Médico Legal, porque esto lo omitieron por dos años. Yo estoy con una depresión severa, estamos con psicólogo yo, mis nietos, mi nuera y queremos que esto siga adelante".

Añade que "aquí hay una discriminación, porque si nosotros hubiésemos sido personas con plata o tenido un apellido como la familia Matute o la familia que están ahora (Mardoff)... Nosotros somos una familia pobre pero yo creo que en Dios que él va a hacer justicia".

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter