Halloween: Recomiendan evitar los dulces pegajosos

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Especialista sostiene que se adhieren a los dientes y aumentan el riesgo de caries.

Beber agua luego de comer dulces ayuda a eliminar ácidos desde la boca.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Halloween: Recomiendan evitar los dulces pegajosos
 UNO

Los dulces pueden afectar severamente los dientes de los niños.

Llévatelo:

"¿Dulce o travesura?" será la frase que muchos niños dirán la noche del 31 de octubre cuando salgan a pedir golosinas por Halloween, pero este aumento en el consumo de dulces incrementa de forma notoria el riesgo de caries.

"Lo realmente aterrador de Halloween es tener una boca con caries. Las bacterias de la boca se alimentan de azúcares, y al hacerlo producen ácidos que erosionan el esmalte dental perforando los dientes", adviertió Eduardo Ellis, odontólogo de Clínica Ellis.

Las caries dentales avanzan rápidamente en los dientes de leche -presentes desde los 6 meses hasta los 12 años- debido a que el esmalte es más delgado y el nervio está más próximo a la superficie, a diferencia de los permanentes. Esto puede provocar dolor intenso y atención precoz.

Para reducir el riesgo de caries dental en Halloween, el especialista entregó los siguientes consejos a los padres:

- Elegir golosinas que pueden comerse rápida y fácilmente para limitar el tiempo en que el azúcar está en contacto con los dientes, sugiriendo el chocolate, porque es uno de los dulces menos riesgosos dado que es lavado con mayor facilidad por la saliva bucal.

- Entre los dulces más riesgosos están los que se pegan a dientes y grietas molares, como los masticables, calugas, gomitas y bombones frutales. También, en lo posible, hay que evitar caramelos duros que se permanecen en la boca mucho tiempo, prolongando el período en que las bacterias se alimentan de las golosinas y producen ácido.

- Consumir los dulces luego de las comidas, como reemplazo del postre. Durante las comidas se genera mayor cantidad de saliva, lo que ayuda a que los dientes se limpien de bacterias.

- Evitar que los niños consuman dulces entre horas a lo largo del día, dado que los dientes quedan continuamente expuestos a los ácidos que provocan caries.

- Cepillar los dientes luego de cada consumo de dulces: cuando comemos alimentos con azúcar, los dientes sufren el ataque de los ácidos durante 20 minutos. Si se cepillan los dientes, se evita el inicio de este proceso. Los padres deben velar para que sus hijos laven sus dientes tras cada caramelo que consumen, en especial si lo hacen antes de acostarse.

- Beber agua luego de comer dulces: si se dificulta cepillar los dientes luego de comer cada dulce, se puede incentivar a los niños a beber agua, lo que ayuda a eliminar bacterias de la boca que provocan riesgo de caries.

- Usar hilo dental: enseñar a los niños a ocuparlo, pues ayuda a eliminar las bacterias entre dientes, reforzando el cepillado.

- Aplicar sellantes: esta resina cubre las grietas molares protegiéndolas del ataque de bacterias y caries. Es ideal aplicar el sellante en la consulta dental antes de Halloween.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter