Tópicos: País | Salud | Drogas

Párroco de La Legua: Los capos de la droga no viven aquí, viven en el barrio alto

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El padre Gerard Ouisse indicó que los "jefes narco" mantienen en la zona " toda una red, como una economía paralela".

Agradeció la intervención policial, pero señaló que necesita ir acompañada de políticas sociales.

Llévatelo:

El párroco de la población La Legua, Gerard Ouisse, conversó en Una Nueva Mañana sobre la estigmatización que vive el barrio y los cambios que sufrió con la intervención policial, algo que el sacerdote pidió en una carta al ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.

Imagen"Ponen a toda la gente de La Legua en el mismo saco, es una minoría que están en las bandas, es una minoría la que no va a la escuela, en el mismo tiempo que están estos grupos armados en la calle hay todo un trabajo positivo que se hace desde mucho tiempo pero que nunca aparecen (en la prensa)", señaló el padre Ouisse.

El párroco destacó que "los grandes capos no viven en La Legua, viven en el barrio alto o tienen parcelas afuera de la población, afuera de Santiago, y se necesita subir hacia ellos. Los traficantes de armas no viven en La Legua, pero sí tienen sus soldados, sus vendedores, toda una red, como una economía paralela, y se necesita que haya un trabajo a nivel por ejemplo de la vivienda, a nivel social".

 

Intervención policial

El sacerdote destacó los resultados positivos de la intervención policial en esta zona de la comuna de San Joaquín, pero llamó a acompañar estos esfuerzos con programas sociales.

"En estos momentos, la gente de la población Legua emergencia está contando los días sin balaceras, creo que deben llegar a 15 días sin balaceras, antes tuvimos meses todos los días con balaceras, con muertos y heridos", señaló Ouisse.

"Hoy día la gente puede caminar tranquilamente por la calle, los niños están jugando en la calle, en medio de los hombres del GOPE pero están en libertad, la gente aprecia mucho este tiempo de tranquilidad", destacó el sacerdote.

Añadió que con ello "estamos pidiendo que haya todo un trabajo a nivel de educación para impedir que los niños dejen la escuela, un niño joven que tiene un arma en las manos se cree dueño del mundo".

"Si proponemos a los niños y a los jóvenes a una educación de calidad, un arte, la música, el baile, la pintura, el teatro, ellos van a optar por otro rumbo que no sean las drogas o la violencia", sentenció.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados