Tópicos: País | DD.HH.

Denuncias de "tortura" de Carabineros a estudiantes llegaron a The New York Times

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El trabajo de los observadores de derechos humanos centra el reportaje del diario estadounidense.

Llévatelo:

Aparecen en las manifestaciones estudiantiles que vuelven a llenar las calles y ocupar las escuelas de Santiago, y en los hospitales y estaciones de policía donde cae la lluvia radioactiva después: Tropas pequeñas de observadores con cascos azules o blancos, armados con cuadernos, cámaras, grabadoras y máscaras de gas.

Así comienza el artículo de The New York Times donde se describe en profundidad el trabajo desarrollado por los observadores de derechos Humanos en las protestas en Chile.

El periódico señala que los observadores están para monitorear y grabar lo que sucede cuando los policías reprimen las protestas y también para ayudar a quienes se encuentran heridos. Durante este mes, consigan, están más ocupados que nunca.

"Tenemos que registrar la evidencia de lo que estamos viendo", dijo Marta Cisterna, de 45 años, vocera de uno los grupos observadores a The New York Times. "Nadie más está monitoreando las acciones policiales".

"Estamos hablando de tortura: ellos acusaron que les metieron sus cabezas a la fuerza en tazas del baño, apuntaron con armas contra sus cabezas, que fueron golpeados hasta quedar inconscientes y que un oficial de policía se bajó los pantalones para mostrar sus genitales. Estos estudiantes fueron secuestrados en la práctica, detenidos en un autobús de la policía durante un máximo de ocho horas", relata Cisterna.

"Algunos estudiantes han sufrido lesiones en la cabeza, narices rotas, convulsiones y problemas respiratorios, y otros han sido pisoteados por los agentes de policía a caballo. Según señalan los observadores, cada vez hay más detenidos que denuncian actos de humillación sexual por parte de la policía", se describe en el texto.

 

Imagen
El medio norteamericano siguió de cerca el trabajo de los observadores de Derechos Humanos en Chile. (Foto: UPI)

El periódico afirma que los observadores reciben capacitación en fundamentos jurídicos y que tienen órdenes estrictas de no intervenir en los acontecimientos ni insultar a la policía.

Además, aseguran que son los propios organizadores de las protestas los que llaman a los observadores para que estén presentes.

"Se sienten más protegidos si estamos allí, a pesar de que entienden que hay límites en lo que podemos hacer", dijo el observador Germán Chau, de 66 años, a The New York Times.

El periódico manifiesta que a veces los observadores también son detenidos. Más allá de eso, su trabajo se orienta a fotografiar lo que ven y grabar relatos orales de los manifestantes y testigos. Gran parte de esa información es relatada en Twitter.

Además, los grupos redactan informes y los envían a la comisión de derechos humanos del Congreso Nacional, el Instituto Nacional de Derechos Humanos y las organizaciones internacionales que tratan la materia.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados