Experto: Colusión de supermercados es mucho más grave que casos previos

Este cartel operó sobre un sector ya coludido: el de los productores de pollo, recordó Gonzalo Escobar.

Esta carne es "la principal fuente de proteína de los chilenos", apunta el Gobierno.

Agencia UNO
A partir de este caso numerosos actores públicos vuelven a manifestarse a favor de las penas de cárcel como castigo para la colusión.

A partir de este caso numerosos actores públicos vuelven a manifestarse a favor de las penas de cárcel como castigo para la colusión.

Cuando aún no termina de decantar el escándalo provocado por la llamada "colusión del papel confort", una nueva irregularidad en el funcionamiento del sistema libre mercado se toma los titulares en el país.

La Fiscalía Nacional Económica denunció este miércoles un cartel que operó durante al menos cuatro años, entre 2008 y 2011, entre las grandes cadenas de supermercados: Cencosud, SMU y Walmart Chile, con el objetivo de "fijar, a través de sus proveedores, un precio mínimo de venta de la carne de pollo fresca".

En dicho periodo los holdings concentraban el 92,5 por ciento de la industria supermercadista a través de las marcas Jumbo y Santa Isabel (Cencosud); Unimarc, Bigger, Mayorista 10, Maxi Ahorro, Alvi, Dipac y Comer (SMU); Hipermercado Lider, Lider Express, SuperBodega aCuenta y Ekono, (Walmart).

Atendidas "la gravedad de la conducta acusada, la sensibilidad del mercado involucrado y los beneficios económicos obtenidos" por las firmas, la FNE solicitó al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia  multas por 22,9 millones de dólares (unos 16.300 millones de pesos) contra cada una.

En conversación con Cooperativa el economista Gonzalo Escobar, ex miembro de la División de Investigaciones de la Fiscalía Nacional Económica, destacó que la colusión de los supermercados "es mucho más grave" que casos previos, puesto que operó encima de otra colusión: la de los productores de pollo.

La FNE denunció el año 2011 a Agrosuper, Ariztía, Don Pollo y la Asociación de Productores Avícolas (APA), acusándolas de haberse coludido durante al menos 15 años (entre 1994 y 2010) para limitar la producción y distribuirse cuotas de mercado, elevando así los precios.

"El objetivo de todo cartel es incrementar los precios y, en este caso, la situación es mucho más grave, porque ya estabas viviendo un mayor precio de la carne de ave fresca por la colusión de los productores de pollos", resaltó Escobar.

A dicha colusión de base "debes agregar que entre el año 2008 y el año 2011 este acuerdo de las cadenas de supermercados incrementó aún más ese precio. Por lo tanto, claramente los consumidores estaban pagando un precio mucho mayor al correspondiente en un mercado que funcionara de forma normal", dijo el experto.

subir Base de la alimentación chilena

Otro aspecto adicional que agrava la colusión de los supermercados es el tipo de producto involucrado, que forma parte de la canasta básica de alimentos en Chile.

"En el caso del pollo fresco, es importante señalar que es la principal fuente de proteína de los chilenos, así que creo que ésta es una situación simplemente indignante", dijo a Cooperativa el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes.

En conversación con Lo Que Queda del Día, el secretario de Estado destacó que, "de acuerdo a los antecedentes que ha presentado la Fiscalía Nacional Económica, estamos hablando de tres compañías que habrían fijado un precio mínimo de venta. O sea, se habrían negado a competir y, de esa forma, afectar a consumidores que compran estos productos".

"Esta investigación parte de lo que fue el requerimiento contra las empresas Agrosuper, Ariztía y Don Pollo" de 2011, recordó el ministro.

subir Todos piden cárcel para la colusión

A partir de este nuevo escándalo son numerosas las voces que están llamando a acelerar la aprobación del proyecto que sanciona con pena de cárcel el delito de colusión, que actualmente se tramita en el Senado.

"Esto lo que hace es que, con mayor razón, nosotros debemos despachar durante el mes de enero el proyecto de ley que garantiza libre competencia real y sanciona duramente la colusión, con sanción en términos económicos y, tal como está la propuesta, también en términos de cárcel", comentó el senador Jorge Pizarro, miembro de la Comisión de Economía de la Cámara Alta.

El presidente de la DC se declaró partidario de fijar "penas aflictivas para quienes cometan este tipo de delitos, que son de los más repudiables, porque afectan la imagen del país y afectan a los usuarios".

Diputados falangistas como Fuad Chahín se pronunciaron en el mismo sentido, señalando que "es indispensable que el Senado despache a la brevedad el proyecto de ley que no sólo tipifica con pena de cárcel efectiva el delito de colusión, sino que aumenta las multas, para que éstas siempre sean más altas que el beneficio económico que obtienen estas empresas por coludirse, y que aumenta las facultades de la Fiscalía Nacional Económica para poder detectar efectivamente a estos carteles".

"La colusión debe ser extirpada, lo hemos dicho en todos los tonos, no sólo daña a los consumidores y destruye los mercados; debilita confianzas y atenta contra la transparencia efectiva", señaló Sergio Espejo, resaltando que hoy "el tema de la sanción penal es un eslabón ausente en el instrumental disuasivo".

A través de su cuenta de Twitter se manifestó en una línea similar el ex ministro de Hacienda Andrés Velasco, ex precandidato presidencial y actual líder del movimiento Ciudadanos:

 

Descargar:

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio