Cerca de 4.500 niños fallecieron por sarampión en República Democrática del Congo el 2019

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

Es el peor brote de esta enfermedad en la última década en este país centroafricano.

El 25 por ciento de los casos se diagnosticaron en menores de cinco años.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Cerca de 4.500 niños fallecieron por sarampión en República Democrática del Congo el 2019
 ATON (referencial)

Para esta contagiosa enfermedad se cuenta con una vacuna segura y económica.

Llévatelo:

Alrededor de 4.500 niños fallecieron en 2019 en la República Democrática del Congo en el peor brote de sarampión de la última década en este país centroafricano, informó este jueves Médicos Sin Fronteras (MSF).

Los niños figuran en tres de cada cuatro muertes que se produjeron el año pasado por esta contagiosa enfermedad, para la que se cuenta con una vacuna segura y económica y que figura como una de las principales causas de mortalidad infantil.

El brote comenzó a mediados de 2018, pero no se declaró oficialmente hasta junio de 2019, provocando que más de 310 mil personas contrajeran la enfermedad y más de 6.000 fallecieran, en una tasa de mortalidad superior a brotes anteriores.

Todas las provincias del país están afectadas por este brote, más mortífero que el de ébola, y que ha sido calificado de emergencia internacional por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS advirtió en enero lo alarmante de la situación, dando esos mismos números y especificando que el 25 por ciento de los casos se diagnostican a niños menores de cinco años.

El sarampión es una enfermedad vírica altamente contagiosa que causa fiebre e importantes complicaciones respiratorias, especialmente en adultos jóvenes.

Advertencias de la OMS

La OMS advirtió de que la falta de fondos está siendo un "impedimento enorme" para detener el brote y estimó que se necesitan unos 40 millones de dólares adicionales para financiar la asistencia médica y la extensión del plan de vacunación durante los próximos seis meses.

El brote no sólo se ha visto agravado por los bajos niveles de vacunación, sino también por problemas como el difícil acceso a algunas zonas, la mala alimentación en muchos sectores de la población y la débil infraestructura sanitaria congoleña.

"Hace unos días recibimos a una madre que venía con sus dos hijos enfermos desde un pueblo que está a 20 kilómetros de distancia. Los dos niños habían estado hospitalizados durante 10 días en dos centros de salud cerca de su casa, pero el tratamiento que les dieron allí no funcionó", explicó el coordinador de MSF en una de las provincias congoleñas, Roland Fourcaud.

Inseguridad

Asimismo, la inseguridad es un grave problema en alguna de las zonas afectadas, ya que en República Democrática del Congo operan más de un centenar de grupos armados que cometen frecuentes matanzas.

Una de las zonas más afectadas por la inseguridad es el noreste del país, una región que, además, pelea desde agosto de 2018 contra un brote de ébola que ha dejado 2.251 muertos -casi un tercio de los que ha provocado el sarampión- en 3.429 casos.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter