Lula: "Una farsa judicial impidió que yo fuera elegido presidente una vez más"

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

El ex mandatario brasileño cumple una condena de 12 años y un mes por corrupción pasiva y lavado de dinero.

Da Silva reiteró ser una víctima de los "fiscales de la Lava Jato".

Lula:
 EFE (Archivo)
Llévatelo:

El encarcelado exmandatario Luiz Inacio Lula da Silva reiteró este lunes ser una víctima de la "farsa judicial" armada por los "fiscales de la Lava Jato" que le "impidieron" ser reelegido presidente de Brasil, en una carta que divulgó por los 70 años de la Declaración de los Derechos Humanos.

"Brasil y el mundo saben que los fiscales de Lava Jato, Sergio Moro y el Tribunal Regional Federal de la cuarta región (TRF-4) armaron una farsa judicial para impedir que yo fuera elegido presidente una vez más", aseguró el exmandatario en la misiva.

La carta fue leída este martes durante la Conferencia Internacional en Defensa de la Democracia, evento organizado por el Partido de los Trabajadores (PT) y en el que participaron una docena de políticos de diferentes partidos de la izquierda mundial que se dieron cita desde en Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil.

En la misiva, Lula aseguró que fue condenado por nada y que la justicia no valoró las pruebas que sustentaban su inocencia.

"He sido condenado por 'actos de oficio indeterminados', es decir: por nada. No presentaron una prueba contra mí y despreciaron todas las pruebas de mi inocencia", aseguró Lula en la carta.

Lula, quien está preso en una cárcel de la ciudad de Curitiba, cumple una condena de 12 años y un mes por corrupción pasiva y lavado de dinero, acusado de recibir un apartamento a manera de soborno a cambio de beneficios para la constructora OAS.

En la misiva, Lula subrayó la importancia del Día Internacional de los Derechos Humanos, citó héroes y mártires que lucharon por la libertad, como Nelson Mandela, y volvió a criticar al exjuez Sergio Moro, quien dictó su condena y renunció a la magistratura para ser el nuevo ministro de Justicia y Seguridad Pública del presidente electo, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

Tras ocho meses tras las rejas, Lula dijo que hoy tiene "el sueño más leve y la conciencia más tranquila que los que me condenaron" y reiteró que no quiere favores, "quiero simplemente justicia. No cambio mi dignidad por mi liberación".

En la misiva, el expresidente, quien además está vinculado por la justicia en otros cinco casos, también agradeció la continua solidaridad que ha recibido de brasileños y de personas de otros países durante los meses que ha permanecido en prisión.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados