EEUU sancionó a dos grupos económicos proveedores del programa de misiles de Irán

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

Washington responsabiliza a las firmas de proveer "componentes electrónicos militares" y de financiar al Ejército iraní y la Guardia Revolucionaria.

EEUU sancionó a dos grupos económicos proveedores del programa de misiles de Irán
 EFE
Llévatelo:

El gobierno de Estados Unidos incluyó en su lista de sanciones económicas a Irán a dos grupos empresariales y varios individuos por proveer suministros utilizados para su programa de misiles, informó el Departamento del Tesoro.

El primero de estos grupos, conocido como Deghan, propiedad de Hamed y Hadi Deghan, ambos sancionados, habría suministrado solo desde 2017 y según EE.UU. transacciones de 10 millones de dólares vinculadas con la proliferación.

Entre ellas un millón de dólares en componentes electrónicos a la compañía Rastafann, sancionada en 2017 por colaborar con el programa de misiles de la Guardia Revolucionaria.

La red de compañías fachada utilizada por el grupo Deghan incluía Green Industries Limited, con sede en Hong Kong, con el objetivo de adquirir equipamiento militar estadounidense para a su vez proveerlo a Irán.

Al segundo grupo señalado en las sanciones de hoy se le conoce como Shariat y según el Departamento del Tesoro "ha suministrado grandes cantidades de productos de aleación de aluminio para múltiples entidades iraníes".

Entre sus clientes están las sancionadas Industrias Eléctricas de Irán y la Organización de Industrias Aéreas de Irán, ambas propiedad del Ministerio de Defensa.

A Industrias Eléctricas de Irán, en concreto, se la señala por varios países de proliferación de misiles y armas nucleares.

En total, fueron nueve las entidades e individuos sancionados en esta nueva tanda.

Las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro implican el bloqueo de todos los bienes e intereses (de tenerlos) de las compañías e individuos afectados en Estados Unidos, así como la prohibición de hacer negocios con ellos.

El objetivo es dejarlos fuera de las redes financieras y comerciales globales.

Las tensiones entre Teherán y Washington han aumentado desde que, en mayo de 2018, el presidente estadounidense, Donald Trump, retirara a su país del acuerdo nuclear y, como resultado, reimpusiera sobre la República Islámica todas las sanciones que habían sido retiradas.

Hace un mes, Washington incluyó en la lista de sancionados al ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif.

El presidente de Irán, Hasan Rohaní, aseguró entonces que las sanciones económicas son "duras" para su país pero también "perjudiciales" para EE.UU. y Europa. "No tengo duda de que los enemigos se arrepentirán de habernos impuesto sanciones", subrayó.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados