Tópicos: Mundo | Rusia

La ONU acusó a Rusia por crímenes de guerra en Siria

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

El organismo apuntó a dos episodios de "ataques indiscriminados en áreas civiles".

Moscú rechazó la denuncia y alegó parcialidad y falta de objetividad.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
La ONU acusó a Rusia por crímenes de guerra en Siria
 EFE

La Comisión Internacional de Investigación de la ONU para Siria apuntó a episodios en que las fuerzas del régimen de Bachar al Asad fueron apoyadas por Rusia.

Llévatelo:

La Comisión Internacional de Investigación de la ONU para Siria acusó a Rusia, por primera vez, de estar involucrada directamente en crímenes de guerra por bombardear, el año pasado, áreas con civiles.

El informe de la comisión independiente de la ONU cubre el periodo entre el 11 de julio de 2019 y el 10 de enero de 2020; es decir, en plena ofensiva del Ejército sirio sobre Idlib.

La Comisión identifica claramente dos episodios en los que las fuerzas sirias, apoyadas por Rusia, perpetraron ataques indiscriminados contra civiles.

El primero ocurrió el 22 de julio en un mercado en Ma'arrat al-Nu'man y un barrio aledaño en el norte de Siria, y causó 43 muertos y 109 heridos. 

El informe describe el ataque aéreo como de "doble toque", debido a que una segunda ola de bombardeos, en el mismo sitio, alcanzó a los equipos de rescate.

El segundo episodio consistió en ataques aéreos contra un asentamiento de desplazados en Haas, al sur de Idlib, el 16 de agosto y en el que hubo 20 bajas e hirió a otras 40 personas.

"Ataques indiscriminados"

"Basándonos en las pruebas disponibles (...) la Comisión tiene bases razonables para creer que un avión ruso participó en cada incidente descrito", indica la Comisión en su informe.

"En ambos casos las Fuerzas Aéreas de Rusia no dirigieron sus ataques a un objetivo militar específico, lo que equivale al crimen de guerra de lanzar ataques indiscriminados en áreas civiles", concluye este órgano investigador independiente de la ONU.

Negativa "enérgica" de Moscú

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló hoy en una rueda de prensa que Rusia rechaza "enérgicamente todas esas acusaciones".

"De hecho, se hicieron (las imputaciones) literalmente uno o dos días después de que los terroristas en Idlib comenzaran su ofensiva contra las fuerzas sirias. Obviamente, ninguna comisión podría haber recibido información objetiva sobre lo que sucedía en el terreno", dijo Peskov.

"No hay nada (en el informe) sobre las acciones de los grupos terroristas, lo que hace que cualquier declaración de la Comisión sea unilateral, como mínimo", sostuvo el vocero.

El informe de la ONU dedica, no obstante, un apartado entero a los yihadistas, al igual que a las fuerzas del régimen de Bachar al Asad apoyadas por Rusia.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter