Pinochet afirmó que creó cuentas secretas ante posible embargo en Londres

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

La transcripción de dos declaraciones ante el juez del caso Riggs, indica que el ex dictador justificó haber mantenido su fortuna en distintos bancos para evitar que el juez Garzón le quitara sus bienes.

Llévatelo:

Augusto Pinochet Ugarte justificó la existencia de cuentas secretas, sociedades de papel y el uso de pasaportes falsos como medios para evitar el posible embargo que podía decretar el juez español Baltazar Garzón cuando ordenó su detención en Londres en 1998.

 

El magistrado español indagaba al ex dictador por crímenes de lesa humanidad y fue una solicitud suya a la policía británica la que posibilitó que estuviera apresado por más de un año.

 

Las transcripciones de los interrogatorios del martes 8 y el jueves 10 de noviembre ante el juez que quedó a cargo del denominado caso Riggs, Carlos Cerda, revelan que el dictador se mostró muy sereno y seguro, incluso con el ánimo de colaborar, sin mostrar signos de cansancio ni de mal humor, y hasta fue deferente como lo consignó en el acta el propio magistrado.

 

En su primer encuentro, Pinochet le aseguró a Cerda que decidió tener su dinero en varios bancos para trasladar las platas en un momento dado ante la posibilidad que le quitaran sus bienes el juez Garzón y Joan Garcés -abogado y ex colaborador del presidente Salvador Allende que inició los juicios contra Pinochet en España.

 

La declaración indagatoria, a la que tuvo acceso El Diario de Cooperativa, muestra que ante la pregunta "¿recuerda usted una cuenta en el banco Riggs de Londres, a su nombre, Augusto Pinochet?", él respondió: "Sí, porque alguna gente me depositaba aquí en Chile cuando estaba detenido allá porque estaba sin un centavo".

 

El ex dictador además acusó a los funcionarios de Scotland Yard de robarle dinero.

 

Pinochet argumentó que sus abogados, contadores y secretarias en la Presidencia de la República le hacían sus declaraciones de impuestos y que toda su vida fue "ahorrativo y un hombre correcto", que buscaba formas de incrementar su patrimonio. "Mi sueldo entero lo metía al banco a fin de transformarlo en dólares y enviarlo a Estados Unidos", expresó.

 

El retirado general ha sido sometido en las últimas dos semanas a diversas diligencias por varios casos en los que se le investiga. A estos dos interrogatorios en el caso Riggs se sumaron otros dos por la misma causa, además de uno por la llamada Operación Colombo, instruida por el juez Víctor Montiglio; y un careo con el ex jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA), Manuel Contreras, en este mismo juicio.

 

Ante esto, el viernes 18 de noviembre el abogado defensor de Pinochet, Pablo Rodríguez Grez, calificó como una "barbaridad" que a su defendido se le haga pasar por el trance que significa el juicio pues esto lo podría llevar incluso a la muerte dado su estado de salud.

 

"Esta es una barbaridad, que se le esté sometiendo a interrogatorios durante la semana. Ha habido dos interrogatorios en la semana más este careo. Esto puede poner incluso en serio riesgo su vida, y si eso ocurre, yo lamentaría mucho que fueran los Tribunales de Justicia los responsables de un desenlace fatal", señaló Grez.

 

"Y eso nosotros los abogados tenemos que tratar de evitarlo y no tenemos otra arma que solicitar en este caso el sobreseimiento definitivo porque no está en condiciones de ser sometido a un proceso criminal", enfatizó el abogado.

 

Pinochet: "¿Hasta cuándo molestan a mi familia?"

 

Pinochet recordó a 11 de sus sociedades ficticias y sólo nombró a su ex albacea como "un abogado, creo que Aitken", en referencia a Oscar Aitken Lavanchy, también procesado como cómplice del ex jefe castrense junto a su mujer, Lucía Hiriart, y su hijo Marco Antonio.

 

En su segundo interrogatorio con Cerda, el jueves 10 de noviembre, Pinochet defendió además la adquisición de todas sus propiedades, las cuales recordó perfectamente. Además, según consigna la declaración, apuntó que "en el fundo Los Boldos hay buen viento".

 

Cuando se le interrogaba intensamente por cada una de sus cuentas en el extranjero, Pinochet preguntó: "¿Hasta cuándo molestan a mi familia? Yo he hecho todo lo posible por no hacer nada. Cuando asumí la nación había aquí un caos terrible".

 

"Esta persecución, perdóneme magistrado, pero viera usted cómo me han perseguido por todo. Me achacan todo, me han vejado. Yo me he quedado callado por mi país, porque no quiero perjudicarlo más y he aceptado todo por mi país", continúa la declaración judicial.

Relacionados
Lo + de País