Tópicos: País | Educación

"Los niños no son el futuro de la humanidad", afirmó Humberto Maturana

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El Premio Nacional de Ciencias dijo que los menores serán adultos de acuerdo a los ejemplos con los que conviven, por lo que los mayores deben ser una preocupación principal de la sociedad.

Llévatelo:

El doctor en Biología Humberto Maturana dijo que su postulado sobre el aprendizaje emocional de profesores y apoderados, que aplicará como programa piloto el Ministerio de Educación (Mineduc), busca lograr que los adultos se respeten lo suficiente para que puedan traspasar este respeto a su relación con los niños.

 

En conversación con El Diario De Cooperativa, el cofundador del Instituto Matríztico subrayó que en el organismo "pensamos que los niños no son el futuro de la humanidad o del país, somos los adultos, porque los niños van a ser adultos a su vez, según los adultos con cuales convivan".

 

Por ello, es necesario "dar una formación en el entendimiento de la naturaleza del humano, de la naturaleza biológica y cultural, que le den autonomía a los profesores en su dinámica relacional con los niños".

 

Maturana estimó que cuando hay una "recuperación de su autonomía y su confianza", la relación de los docentes con los alumnos mejora, porque deja de basarse en la autoridad y pasa a centrarse en el respeto.

 

"Queremos que sean adultos serios, responsables, alegres, capaces de hacer y aprender cualquier cosa porque confían en si mismos, pero para eso tienen que ser tratados como personas dignas, en respeto", concluyó el científico.

 

El científico sentenció que "en el fondo los niños quieren es adultos a quienes respetar y en quienes confiar, y eso exige que los adultos sean respetables, y para que sean respetables tienen que respetarse a si mismos".

 

Maturana puso como ejemplo el caso cuando "llega a la casa el niño y le dice a la mamá: el profesor no me quiere", y ante la pregunta de la familia de por qué piensa eso, el menor responde que "nunca ve cuando levanto la mano para hacer una pregunta".

 

"El no ser visto, el niño lo vive como un desamor, como una negación, y esto lo hacemos muchas veces, no los escuchamos, no los vemos, prometemos contestar una pregunta y no la contestamos, mentimos, etcétera, etcétera", añadió.

 

El Premio Nacional de Ciencias de 1994 señaló que "lo que ocurre con muchos niños es que quedan marginados de la sociedad, quedan marginados de la trama social a la cual pertenecen, y quedan marginados porque son negados de una manera u otra".

 

Si esta mala manera de tratar a los menores es "sistemática", el biólogo considera que los niños "se viven a si mismos fuera del espacio social al cual quieren pertenecer, y cuando eso pasa lo que resulta es siempre, de alguna manera, agresión y delincuencia".

 

Maturana y el Instituto Matríztico desarrollaron uno de los tres programas seleccionados por el Mineduc para implementar un programa piloto de educación emocional en 43 colegios de las regiones Quinta, Sexta y Metropolitana, para potenciar la resolución de conflictos y eliminar la violencia de los establecimientos.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados