Gonzalo Rojas deja la PUC tras acusación de abuso de poder

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El abogado y columnista anunció que su salida del plantel se concretará dentro de dos semanas.

La decisión se produce antes de que Secretaría de Estudios del plantel se pronuncie sobre la denuncia de hostigamiento a una alumna.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Gonzalo Rojas deja la PUC tras acusación de abuso de poder
 ReplicaPro / YouTube

Rojas es doctor en Derecho, columnista semanal de El Mercurio y numerario del Opus Dei.

Llévatelo:

El abogado e historiador Gonzalo Rojas Sánchez comunicó su decisión de abandonar la Facultad de Derecho de la Universidad Católica, a la que ha estado ligado como estudiante y académico por más de 45 años.

Según informó La Tercera PM, Rojas hizo el anuncio en mitad de una clase, ante unas 20 ó 25 personas: "Ahora puedo hablar de cualquier cosa, porque me voy en dos semanas", dijo.

The Clinic Online complementa que esta escena ocurrió "cuando (Rojas) apenas comenzaba su cátedra Pensadores del siglo XX", y "se tomó diez minutos para anunciar a sus alumnos que se retirará de la casa de estudios en dos semanas más".

La acusación

Esta salida se da pocas semanas después de que el propio The Clinic difundiera acusaciones formuladas a Rojas sobre hostigamiento y abuso de poder contra una estudiante que lo criticó en un foro virtual.

Dicho caso fue llevado por el propio Rojas hasta el Consejo Ético y Disciplinario de la Facultad de Derecho, que en septiembre publicó una declaración lamentando que, "pese a que se tuvo una actitud abierta a escuchar a la alumna (Isidora Cardemil) en todo momento, ella haya podido sentirse de algún modo presionada o tratada injustamente, lo que no manifestó hasta ahora".

Cardemil fue obligada a publicar en el aludido foro una retractación pública, lo que motivó la redacción de una carta de más de 400 estudiantes al rector Ignacio Sánchez, donde se denuncia que la joven fue víctima de "reiteradas situaciones de hostigamiento y acoso por parte de ciertos alumnos y del propio profesor".

"Aquí queremos destacar no solo la diferencia de poder entre acusador y acusado, sino el sometimiento de la alumna a la incertidumbre de un proceso que eventualmente pueda costarle incluso su carrera", señalaba la carta, donde se advertía que 

"Perpetuar los abusos de poder es también un actuar violento. Resulta indignante que en una facultad de Derecho se violen sistemáticamente las 'garantías constitucionales', aquellas entendidas como los 'pilares de la comunidad', incluyendo el debido proceso, la libertad de expresión y el respeto a la dignidad humana", afirmaba la carta, según el mencionado reportaje de The Clinic.

"Quiere dedicarse a escribir"

La salida de Rojas se da antes de que se conozca el pronunciamiento de la Secretaría General de la Universidad Católica sobre el episodio: "La intención de Rojas es trasladarse a la ciudad de Viña del Mar y dedicarse a escribir", señaló La Tercera.

"Fuentes de la Escuela de Derecho de la UC revelaron que el actual decano, Carlos Frontaura, también ha anunciado que no se repostulará al cargo en medio de las críticas por la forma que manejó esta crisis", consigna The Clinic.

Enojado de nuevo

El profesor Rojas se molestó por la rapidez con la que se difundió esta tarde la noticia de su partida de la PUC. Por tal motivo, "envió un sentido email a los alumnos del curso que dictó esta tarde y donde hizo la revelación de su partida".

"Repitiendo el comportamiento por el cual fue cuestionado ante la Secretaría General de la UC, Rojas le pide a quien haya filtrado a The Clinic la noticia de su partida, que se presente en su oficina para darle explicaciones (con testigos de lado y lado)", señaló el portal en una nota firmada por la periodista Alejandra Matus.

A continuación el correo electrónico escrito por Rojas y difundido por The Clinic.

Muy estimados:

Como saben, hoy comenté en Pensadores que eran mis últimas semanas de clases, ya que no seguiré en la Universidad a partir del año próximo. Lo hice en la confianza de un curso al que he tomado mucho afecto, a pesar de las restricciones que me impuse.

De inmediato una persona presente en la sala comunicó la noticia a The Clinic, la que reproducida por otros medios.

Este es el tipo de comportamientos que van haciendo imposible el ambiente para ciertos profesores en la Universidad.

Invito a la persona que faltó gravemente a la ética a conversar conmigo para conocer sus motivos, en presencia de dos testigos (uno suyo y uno mío).

Y espero los comentarios que ustedes quieran hacer.

Un saludo cordial.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter