Ambientalistas celebran el fin de HidroAysén como un "triunfo ciudadano y de la razón"

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Colbún y Enel pusieron ayer la lápida definitiva al megaproyecto energético, al admitir su inviabilidad política, económica y ecológica.

Peter Hartmann, coordinador de la Coalición Ciudadana por Aysén, destacó en Cooperativa que la lucha se extendió a lo largo de 12 años.

Ambientalistas celebran el fin de HidroAysén como un
 EFE (Referencial)

El proyecto buscaba construir cinco mega represas en la Patagonia.

Llévatelo:

Como un "triunfo ciudadano y de la razón" calificó este sábado Peter Hartmann, coordinador de la Coalición Ciudadana por Aysén: Reserva de vida,  la confirmación de la cancelación definitiva del proyecto Hidroaysén hecha por las compañías Colbún y Enel ayer viernes.

"En agosto del 2005 fue nuestra primera declaración en contra del proyecto. Después de 12 años, que por fin se acabe esto es maravilloso. Además, uno empieza a acordarse de todo lo sucedido en estos años y todos los cambios fundamentales que se produjeron en la política energética del país a causa de esta campaña, lo que no es menor", dijo Hartmann a El Diario de Cooperativa.

Según el ecologista, el anuncio de las empresas refleja "un triunfo ciudadano, un triunfo de la razón y del cambio de la era energética prehistórica de las represas embalse hacia la energía renovable no convencional, que está entrando muy fuerte".

Respecto a las razones económicas esgrimidas por las compañías para cancelar el proyecto, Hartmann afirmó que esto se debió realmente a "la mayor campaña medioambiental que ha existido en Chile".

"Antes de que se aprobara el proyecto, el famoso 9 de mayo del 2011, éste ya tenía un 63 por ciento de oposición. El Gobierno de ese entonces no supo leer lo que estaba pasando. Aprueban el proyecto, nos reprimen, y a los pocos días había un 74 por ciento de oposición a Hidroaysén, por lo que era políticamente inviable. Por eso, la Presidenta electa Bachelet se comprometió a rechazar el proyecto", agregó el ecologista.

"Se rechazó en buena hora y el Ministerio de Energía encaró el tema y recogió el guante que le estábamos tirando desde el Consejo de Defensa de la Patagonia, de que se habían hecho varios estudios demostrando que alternativas a Hidroaysén tanto en eficiencia energética como en lo renovable no convencional y a un menor costo", añadió.

"Poder ciudadano"

Por último, Peter Hartmann aseveró que el fin del proyecto hidroeléctrico "marca el poder ciudadano" y que "la ciudadanía tiene mucho mas poder de lo que cree, pero nos mantienen entretenidos en otras cosas".

"Cuando nos defendemos somos realmente poderosos. Esto marca que la ciudadanía demostró que incluso puede cambiar la política energética del país", sostuvo.

"Los temas medioambientales son importantes, tenemos poder sobre ellos y la ética nos exige preocuparnos de ellos, no sólo a los ciudadanos sino a los gobiernos también", concluyó.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados