Ocho obispos y 221 sacerdotes han sido investigados por abusos sexuales desde el 2000

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

La Fiscalía Nacional reveló detalles de los casos penales que afecta a la iglesia católica chilena.

Los religiosos diocesanos concentran la mayor cantidad de denuncias, seguidos por las congregaciones Marista y Salesiana.

Ocho obispos y 221 sacerdotes han sido investigados por abusos sexuales desde el 2000
 (Archivo)
Llévatelo:

La Fiscalía Nacional reveló detalles de los casos penales que afectan a la Iglesia Católica en el marco de las denuncias por encumbramientos y abusos sexuales.

Según consignó La Tercera, desde el 2000 a la fecha 221 sacerdotes y ocho obispos se encuentran en el foco de una investigación sin precedentes, que además pericia presuntos encubrimientos por parte de los cargos más altos de la iglesia en Chile, entre ellos, el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati.

En esta línea, el vocero de los Laicos de Santiago, Osvaldo Aravena, calificó la investigación como una "caja de Pandora", y pidió que las investigaciones sean más rigurosas. 

"Aquí no se trata de una lucha entre una iglesia progresista o iglesia conservadora. Aquí se trata de terminar de una vez por todas con quienes han mancillado la fe de cristo: Abusando de niños, abusando de adolescentes, encubriendo. Esto esto es como una caja de Pandora, que cada día salen más casos", señaló Aravena.

"Por eso nosotros hacemos un llamado a que la Justicia haga una labor rigurosa, bien específica, bien al detalle, para poder saber toda la verdad", agregó. 

La investigación de Arias

Cabe recordar que la investigación principal es dirigida por el fiscal de O'Higgins, Emiliano Arias, quien ha abierto 70 investigaciones de oficio en los últimos tres meses y hace dos semanas ordenó los allanamientos de las sedes de las diócesis de Chillán, Osorno, Concepción y Valparaíso.

Las investigaciones están principalmente dirigidas "contra miembros de la Conferencia Episcopal que habrían tenido conocimiento de abusos cometidos por prelados y que -se investiga- habrían acallado a las víctimas para no ir a la justicia ordinaria y redestinado a los denunciados", destacó el matutino.

Arias además ha reabierto casos que han tenido términos judiciales, gracias a los antecedentes que estuvieron ocultos en las oficinas del Arzobispado de Santiago, Rancagua, Osorno y el Obispado Castrense, totalizando 272 casos vigentes en todo Chile.

"No son pecados, son delitos"

Patricio Quiroz, ex alumno y profesor de uno de los colegios de la Congregación Marista, aseguró que el informe de la Fiscalía Nacional es justo y necesario, y calificó como "delincuentes" a los religiosos involucrados en casos de abusos

"A lo que estaba haciendo la iglesia años atrás, que era nada, me parece que es una avance increíble, pero aún así, creo que el Vaticano se está quedando corto con las acciones a tomar. Deberían hacer cosas más drásticas", aseveró Quiroz.

El profesor además afirmó que se"deben dar nombre, se deben dar rostros y personalizar a estas personas (sic) que son delincuentes. Estos no son pecados, estos son delitos".

Las principales congregaciones

La mayor cantidad de denuncias por abusos o encubrimientos apuntan a religiosos diocesanos, que acumulan 116 acusaciones, tras ellos las congregaciones más investigadas son los Salesianos, con 14 denuncias, y los Maristas, con 13 acusaciones.

Los obispos investigados por la Fiscalía son Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago, Luis Infanti Della Mora, vicario apostólico de Aysén, Alejandro Goic Karmelic, obispo emérito de Rancagua, Carlos Pellegrín, obispo emérito de Chillán, Cristián Contreras Molina, obispo emérito de San Felipe, Francisco Cox Huneeus, ex arzobispo de La Serena, Juan Barros, obispo emérito de Osorno, y Marco Órdenes Fernández, obispo emérito de Iquique.

En tanto, el sacerdote de mayor edad investigado en la actualidad tiene 90 años: el presbítero Enrique Leiva Rojas, de la Diócesis de Talca.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados