Piñera ha vivido "como un terremoto" la revelación de la doble vida del cura Poblete

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

"Era muy amigo y no lo voy a negar. Yo lo conocí, lo quise y lo admiré", reconoció el Presidente en televisión.

Dijo que haberse enterado de la verdad le provocó "sorpresa, pena, decepción y rabia".

Piñera ha vivido
 ATON

Piñera dijo que tenía a Poblete como "un referente" en su vida, e incluso le ofreció ser capellán de La Moneda.

Llévatelo:

El Presidente Sebastián Piñera dijo haber vivido "como un terremoto" la revelación del informe que realizó la Compañía de Jesús sobre el cura Renato Poblete, que constató abusos sexuales contra al menos 22 mujeres a lo largo de casi medio siglo.

Entrevistado en el matinal de MEGA, Piñera dijo haber recibido la información "antes de que se hiciera pública", ya que desde la propia congregación lo llamaron, "por deferencia".

"Sentí, en primer lugar, una sorpresa, luego una pena, después una decepción y después un poco de rabia, por cómo engañó a tantos por tanto tiempo", relató.

"Un referente"

"Cuando hay una persona que uno aprecia y admira, y de repente descubre que no era la persona que uno conocía, uno siente frustración, decepción y un poco de rabia, porque uno dice 'nos engañó a todos'. Esto para mí, en lo personal, ha sido como un terremoto, porque uno en la vida necesita tener referentes, personas en las que uno confía, quiere, aprecia, admira, y el padre Poblete era para mí uno de ellos", confidenció.

"Yo era muy amigo del padre Poblete y no lo voy a negar. He visto a muchos que (ahora dicen) 'no, lo veía de vez en cuando' (deslogándose)... Yo lo conocí, lo quise y lo admiré (...) Fui amigo del padre Poblete durante mucho tiempo. Era amigo de mis padres, fue amigo mío. Yo tenía por él una gran admiración y aprecio (...) Incluso pensé en nombrarlo capellán de La Moneda, y él me dijo: 'No, ya estoy muy viejo, ya estoy pa' otro mundo'. Por tanto, para mí era una persona cercana", insistió en el programa "Mucho Gusto".

"También está el otro lado"

El Mandatario apuntó también, "sólo en honor a la verdad, que (Poblete) tiene este lado oscuro, turbio, negro, de abuso, pero también está el otro lado, que fue todo lo que hizo por los niños, por los pobres, por los ancianos, por el Hogar de Cristo".

Ante eso, "uno dice: 'No hay que endiosar a nadie' (...) Todos tenemos algo bueno y algo malo, pero este lado, por supuesto, es atroz, horrible. El presentarse como un hombre santo y aprovechar esa relación para abusar de otra persona es doblemente grave", reflexionó.

"Nunca hay que escupir al cielo"

Piñera dijo que también se ha "preguntado mucho cómo nadie se dio cuenta" de lo que hacía Poblete; de lo que hizo al menos entre 1960 y 2008. 

En eso "los jesuitas han pagado un precio alto, porque cuando pasó lo de Karadima, muchos dijeron: '¿Cómo es posible que no se dieran cuenta?'; indicaban con el dedo a todos los que estaban cerca, y mire cómo les cayó la piedra en la cabeza... Nunca hay que escupir al cielo".

El Presidente indicó además que, como "católico", le dije al administrador apostólico Celestino Aós que "la Iglesia Católica cometió un error garrafal, porque una cosa es que algunos de sus miembros puedan tener desviaciones, vicios, y que hayan cometido delitos atroces vulnerando y abusado contra los menores, pero cuando las autoridades lo supieron (...) hubo una defensa corporativa que terminó agravando la crisis".

¿"Comisión de Verdad"?

Piñera fue también consultado en el matinal sobre la petición realizada por organizaciones de sobrevivientes de abuso eclesial para que se forme una "Comisión de Verdad" que investigue la dimensión y profundidad de estos hechos en todo el país; a semejanza de lo que hizo a inicios de los '90 la Comisión Rettig.

"Yo creo que no hay sustituto para la verdad. Hay que buscar la verdad, aunque duela, y compensar a las víctimas (...) Yo soy partidario de la verdad. Tenemos dos mecanismos: el mecanismo de la Justicia, que está operando, y podría haber un mecanismo que organice la sociedad civil para descubrir la verdad. No estoy seguro de que el Estado tenga que ser el que (lo haga)", señaló, apuntando a la diferencia de estos abusos con los crímenes de derechos humanos cometidos en dictadura por agentes del propio Estado.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados