Colegio Médico: Fin de alerta amarilla en Quintero "es un error grave"

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

El presidente del Departamento del Medioambiente de la entidad, Andrei Tchernitchin, aseguró que aún existen casos de intoxicación en la zona.

"Deberían sacar a las mujeres embarazadas y a los niños pequeños porque quedan secuelas que aparecerán más tarde", agregó.

Colegio Médico: Fin de alerta amarilla en Quintero
 Aton (Archivo)

Para solucionar el problema de raíz, el presidente del Departamento de Medioambiente del Colegio Médico entregó distintas propuestas que fueron presentadas al Ejecutivo

Llévatelo:

El presidente del Departamento del Medioambiente del Colegio Médico, Andrei Tchernitchin, se refirió este sábado a la decisión del Gobierno de levantar la alerta amarilla en las comunas de Puchuncaví y Quintero. Afirmó que dicha acción es un error grave porque "hemos tenido conocimientos no confirmados de al menos 10 casos de intoxicaciones (en los últimos dos días)".

"El problema más grave es que aunque haya concentraciones más bajas de gases tóxicos, estos aún producen efectos sobre el feto a través de la mujer embarazada. Estos cambios, sutiles y bioquímicos, condicionan el desarrollo de enfermedades más tarde en la vida", dijo a El Diario de Cooperativa.

"Es por esto que propusimos que deberían haber sacado de ahí a las mujeres embarazadas y a los niños pequeños porque quedan secuelas que aparecerán más tarde en la vida", agregó

"El Gobierno casi no ha actuado. No ha actuado de manera tardía sino de manera casi infantil, como una persona que no tiene conocimiento sobre la materia", aseveró Tchernitchin.

Cabe recordar que el Colegio Médico solicitó este viernes a las autoridades declarar zona de catástrofe para Quintero y Puchuncaví.

Las propuestas de los especialistas

Para solucionar el problema de raíz, el presidente del Departamento de Medioambiente del Colegio Médico entregó distintas propuestas que fueron presentadas al Ejecutivo mediante un comunicado. 

"En primer lugar, declarar la zona de catástrofe  para Quintero y Puchuncaví, lo que implica suspender las faenas de las empresas presentes en la zona hasta que se establezca el origen de la fuga -que aún no se detecta- y se demuestre que no hay riesgo de ningún elemento tóxico", afirmó. 

"Además, debemos disponer de información fidedigna y permanente sobre los niveles de contaminación en la zona, para lo cual se requiere un equipamiento de monitoreo capaz de medir en forma continúan trasparente y publica todos los gases y sustancias presentes en el ambiente", agregó.

"(También), requerimos homologar las normas chilenas para los compuestos y elementos tóxicos a las normas vigentes de la OMS o de la Unión Europea para aire, agua y suelo porque en este momento las normes son muy permisivas o ni siquiera existen", añadió.

"Por último, pedimos declarar una emergencia sanitaria que permita al Gobierno a ir a las empresas, entren, tomen muestra y cierren los procesos en caso de que encuentren que están contaminando. Una emergencia ambiental no permite todo eso", concluyó.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados