INE trabaja en la metodología de recolección de datos para el Censo 2022

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

La institución analiza si el mecanismo que utilizará será de derecho o de hecho.

La diferencia entre estos dos radica en la cantidad de tiempo en la que se obtiene la información, ya que en el de derecho se mide el lugar de residencia.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
INE trabaja en la metodología de recolección de datos para el Censo 2022
 ATON

En el Censo del 2012 alrededor de 95.000 hogares no fueron encuestados, correspondientes a un 1,66 por ciento del total de la población.

Llévatelo:

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) está trabajando en la elaboración de la metodología para la recolección de datos de la encuesta más importante para la planificación del país: el Censo 2022.

De acuerdo con la información entregada, el levantamiento de datos será el mismo que se utilizó en el primer mandato de Sebastián Piñera (2010-2014), es decir un censo de derecho, que a diferencia del censo de hecho, necesita un plazo de tiempo más extenso para obtener la información de todos los habitantes del país.

Este proceso tuvo fuertes cuestionamientos por la gran cantidad de residencias que no fueron encuestadas en el Censo realizado en el 2012, lo que obligó a efectuar una nueva medición en 2017 pese a que el periodo entre cada una de estas encuestas es de 10 años.

El director del Centro de Encuestas de la Universidad Católica y miembro de la Comisión del Gobierno del 2012 que realizó el Censo, David Bravo, explicó que el problema que tuvieron en aquella ocasión fue que "se cambió la modalidad muy encima, cuando ya todo el aparataje del INE se había preparado para el censo de hecho".

"Es muy importante que el Censo se prepare con el tiempo necesario y entiendo que si hoy se está comunicando eso es porque el INE estima que tiene la preparación adecuada para llegar a un momento tan importante del año 2022 con todo listo", advirtió.

En la misma línea, el investigador en Ciencias Sociales de la Universidad Diego Portales Cristián Doña explicó las diferencias entre un censo de hecho y uno de derecho radica en la cantidad de información entregada.

"El censo de derecho da mejores datos, entre comillas, que el de hecho para ciertas cosas", por su parte "el censo de hecho, como se hace en un solo día es una foto inmediata de un momento muy particular".

"En la diferencia del censo de derecho lo que mide es el lugar real de residencia de la persona y por lo mismo se hace en un periodo de tiempo más amplio", agregó Doña.

La incertidumbre desde el mundo político

Desde el Congreso están atentos a la situación del INE, ante la reciente salida del ahora ex director Guillermo Pattillo, por un error en el cálculo del IPC, lo que tiene a la entidad bajo cuestionamientos públicos.

El diputado independiente de la Comisión de Economía Renato Garín señaló que el proceso será observado desde cerca y solicitó una modernización del sistema a través de la digitalización.

"El INE está intentando pasar página repecto de la crisis que vivió sobre los índices de inflación y espero que lo que venga ahora en el Censo sea ahora un trabajo más serio y riguroso que lo que vimos con el tema de la inflación", solicitó.

"Yo creo que el problema no está en el censo de derecho como concepto metodológico, sino que en las reales capacidades que tenga el INE en el territorio de realizar el Censo. Esto tiene que ver con el procesamiento de actas que se toman a mano y la incapacidad que ha habido de digitalizar el proceso", puntualizó el parlamenterio.

En el Censo del 2012 alrededor de 95.000 hogares no fueron encuestados, correspondientes a un 1,66 por ciento del total de la población. En tanto en el 2017 se realizó un Censo con 21 preguntas, las mitad de las efectuadas en su edición anterior.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter