Délano y Lavín finalizaron sus clases de ética

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

Los condenados por el caso Penta cumplieron 33 horas de lecciones en la Universidad Adolfo Ibáñez, que pagaron de su bolsillo.

Se trató de un castigo que fue parte de la condena por delitos tributarios.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Délano y Lavín finalizaron sus clases de ética
 ATON

Se buscó que las lecciones fueran impartidas por docentes que no tuvieran vínculos con negocios, para evitar conflictos de interés.

Llévatelo:

Los empresarios Carlos Délano y Carlos Eugenio Lavín concluyeron las clases de ética a las que debían asistir, un castigo que fue parte de la condena por delitos tributarios en el caso Penta.

En junio de 2018, el Octavo Tribunal de Garantía de Santiago dio a conocer esta medida dentro de la condena a los ex controladores del grupo Penta, que también incluyó cuatro años de libertad vigilada y el pago de 1.700 millones de pesos.

Según informó La Tercera, la última vez que asistieron a las lecciones en la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), sede Las Condes, fue el pasado viernes 13 de diciembre, cumpliendo 33 clases en total.

"Según fuentes ligadas a la investigación, Délano y Lavín no faltaron a ninguna clase", destacó el matutino, aunque precisaron que si bien solicitaron autorización para ausentarse en alguna ocasión, esto no fue aceptado por Gendarmería.

Desde el recinto universitario generaron el último informe de sus avances, el que será enviado a tribunales, y se buscó que las lecciones fueran impartidas por docentes que no tuvieran vínculos con negocios, para evitar eventuales conflictos de interés.

Las clases, detalla el matutino, tuvieron algunas dificultades, ya que uno de los empresarios "no dominaba el idioma inglés a cabalidad como para procesar textos de filosofía de avanzado lenguaje técnico" y, además, tanto Délano como Lavín "debieron dedicar horas no lectivas para progresar en el aprendizaje académico y que su prioridad del año terminó siendo este curso".

Las clases en la UAI tenían un costo de 30 millones de pesos, las que fueron pagadas por Délano y Lavín.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter