Ministro admitió "sentimientos encontrados" ante fallo indemnizatorio a mineros

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Un juzgado civil condenó al fisco a pagar 80 millones a 31 de los 33 trabajadores que en 2010 estuvieron más de dos meses atrapados bajo tierra.

"Gracias al esfuerzo que hizo el Gobierno ellos y sus familias pueden gozar de la vida", dijo Baldo Prokurica.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Ministro admitió
 ATON (Archivo)

El ministro de Minería hizo las declaraciones en visita a Rancagua.

Llévatelo:

Continúan las reacciones ante el fallo de primera instancia que concedió una indemnización de 80 millones de pesos a 31 de los 33 mineros que fueron rescatados de la Mina San José en 2010.

Luego de que se conocieran las palabras del ex intendente de Atacama Miguel Vargas y el ex ministro de Minería Hernan de Solminihac, fue ahora el propio titular de la cartera, Baldo Prokurica, quien dijo a Cooperativa que los fallos se respetan, pero éste le provoca "sentimientos encontrados".

"El Gobierno del Presidente Piñera tiene una fórmula: siempre respetamos los fallos de los tribunales. Éste es un fallo de primera instancia y todavía tiene efectos que vamos a saber posteriormente, pero los fallos de los Tribunales de Justicia hay que cumplirlos", subrayó quien en la época era senador por Atacama.

Sin perjuicio de lo anterior, "por supuesto que algunos tenemos sentimientos encontrados porque creemos que quienes participamos en eso, gracias al Estado de Chile y gracias al Gobierno del Presidente Piñera en su primer periodo, los 33 mineros y sus familias pueden gozar de la vida de ellos gracias al esfuerzo que hizo el Gobierno (de Piñera)", sostuvo el ministro.

La noticia también ha sido comentada en las redes sociales, donde algunas personas recuerdan el alto gasto que hizo el Estado para su rescate, y critican que deba ahora desembolsar más dinero en compensaciones.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter