La "nevazón de los teros" no remedió el déficit de precipitaciones en Aysén

Publicado:
| Periodista Digital:Javier Verdejo P.

La región presenta hasta un 30 por ciento menos que en un año normal.

Esta situación preocupa en miras a la temporada más calurosa, dados los masivos incendios de comienzos de 2019.

La
 Ramiro Bahamonde

Hermosas postales dejó la nevazón registrada el martes en Coyhaique

Llévatelo:

Dentro de la cultura popular aysenina se conoce como "la nevada de los teros a la última nevazón del año", que coincidía habitualmente con el retorno a la región de estas aves, conocidas en otras ciudades como trailes o queltehues, y que marcaba el fin del largo invierno.

Sin embargo, con el paso de los años, la estación fría se ha hecho cada vez más breve y la nieve menos abundante, como cuenta a Cooperativa Regiones el escritor y profesor José Mansilla.

"Los teros ya llegaron hace como un mes atrás... Como el invierno no estuvo tan frío, volvieron antes. Pero antiguamente los teros llegaban efectivamente a fines de agosto, porque los inviernos eran más largos", recuerda, en una constatación casi poética de los efectos del cambio climático en el sur chileno.

Déficit

Más allá de las letras, este 2019 ha sido para Aysén -al igual que en el resto del país- ha sido un año con cifras rojas en lo que a precipitaciones se refiere.

"Esta nieve ayuda, pero, en general, hemos tenido pocas precipitaciones sólidas; tenemos un déficit hídrico de 21 por ciento", dijo Carlos Ureta, profesional de apoyo de la Onemi regional de Aysén.

"En un año normal deberían ser aproximadamente 990 milímetros en Coyhaique, y a la fecha tenemos 570 milímetros", explicó.

La escasez hídrica ha impactado de modo más severo al sector norte de la región donde, según la información manejada por Onemi, el déficit alcanza un 30 por ciento respecto a las precipitaciones de un año normal.

Esto ha motivado que se aceleren las reuniones de coordinación ante eventuales incendios forestales en el periodo de más calor: "Es una situación que nos mantiene en estado de alerta y vigilancia, hay que recordar lo que nos pasó este año en Cochrane y Tranquilo", dijo Ureta.

"Ya hemos sostenido reuniones encabezadas por Conaf. Estamos atentos a las condiciones, ya que todo hace pensar que pudiésemos tener un año con temperaturas más altas de lo común,. De ahí nuestra preocupación", agregó el funcionario de Onemi.

Problemas derivados de la nieve

Si bien la nieve genera bellos y evocadores paisajes, también provoca algunos inconvenientes. Durante la pasada jornada se suspendieron algunos vuelos que debían aterrizar en el Aeropuerto de Balmaceda, y además se registraron problemas con el tendido eléctrico.

A raíz de la situación climática, la empresa Edelaysén informó de la activación de un plan de emergencia desde la Provincia de Palena hasta el límite sur de la Región de Aysén.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados