Servicio de Salud destituyó a dos pediatras por muerte de un bebé en Hospital de Coyhaique

Publicado:
| Periodista Digital:Javier Verdejo P.

Investigación se inició a raíz de la muerte de Oscar Real de dos meses y medio, tras sufrir un cuadro respiratorio agudo en octubre de 2017.

Además se sancionó a otras dos doctoras por la cadena de errores que se produjeron en la atención médica.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Servicio de Salud destituyó a dos pediatras por muerte de un bebé en Hospital de Coyhaique
 Familia Real

En 2017 la comunidad de Coyhaique con manifestaciones exigió justicia a raíz de la muerte del pequeño

Llévatelo:

El Servicio de Salud Aysén ordenó la destitución de dos médicos pediatras del Hospital Regional de Coyhaique luego de concluir una investigación sumaria que se prolongó por dos años debido a la muerte de un bebé de dos meses y medio, ocurrida en octubre de 2017.

Tras la larga espera, los padres del menor pudieron conocer la cadena de errores que se produjeron en la atención médica de su hijo Óscar y que terminaron con su vida, tras sufrir un cuadro respiratorio agudo y diagnosticársele un metaneumovirus.

Ante ello fueron desvinculados los médicos Marco Reyes y Leonardo Maggi. Además fueron sancionadas otras dos facultativas Gissella del Río y Carla Cárcamo.

"Por duro que sea saberlo, conocer la verdad nos tranquiliza, pero seguimos confiando en la justicia porque se estableció que hubo una atención más que descuidada donde transcurrieron 21 horas con Oscarito en estado crítico y sin evaluación profesional, con el médico dando indicaciones vía WhatsApp o telefónicamente, argumentando para ello no tener tiempo disponible y reconociendo que es una práctica habitual, cuando nuestro hijo estaba en riesgo vital y necesitaba como cualquier paciente una atención profesional, presencial, expedita y digna", dijo Óscar Real Leal, padre de Oscarito.

En el caso de Leonardo Maggi se le imputaron nueve cargos por ser el responsable directo de las demoras vitales para atender, resolver e incluso derivar oportunamente al bebé a un centro de mayor complejidad, fuera de la Región de Aysén.

"Como familia intentamos conformarnos con los resultados de esta extensa investigación sumaria porque nos está dando claridad sobre las acciones que terminaron con la vida de nuestro pequeño hijo y quiénes son los verdaderos responsables. Sin embargo, esperaremos los procesos siguientes con mucha paciencia y fe, y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para tener justicia total", agregó Martina Fernández, madre del bebé

La muerte del pequeño, en octubre de 2017, reveló la precaria condición de atención para los niños en la región de Aysén y motivó que se comprometiera la construcción de una UTI pediátrica en el Hospital Regional de Coyhaique.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter