Católicos de Chillán compartieron llamado a "construir la paz con justicia, diálogo y sin violencia"

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Devotos se congregaron en una procesión por el fin del "Mes de María", mientras manifestantes protestaron contra los abusos cometidos por miembros de la Iglesia.

"En estos últimos 50 días se han expresado esperanzas y sufrimientos, que pueden ser un nuevo aprendizaje", reflexionó el administrador apostólico.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Católicos de Chillán compartieron llamado a
 Obispado de Chillán

También hubo un llamado a rechazar la violencia y la transgresión de los derechos humanos.

Llévatelo:

Cientos de católicos de Chillán cerraron el "Mes de María" con una procesión entre la Parroquia San Vicente y la Iglesia Catedral, donde celebraron una eucaristía centrada en el llamado a reconstituir la paz en el pueblo chileno.

En ese marco, el administrador apostólico Sergio Pérez de Arce señaló que "para construir la paz, no partimos de cero, porque tenemos una historia dolorosa donde hemos vivido muchas veces divisiones y violencias, pero también tiempos de comunión, donde hemos avanzado caminos de progreso y desarrollo".

"En estos últimos 50 días se han expresado esperanzas y sufrimientos, que pueden ser un nuevo aprendizaje para saber cuáles caminos construyen paz y cuáles no lo hacen. La paz es fruto de la justicia. Por eso las demandas de equidad, pensiones dignas, salud, educación de calidad y el rechazo a diferentes tipos de abuso han tenido tanta resonancia en la población", subrayó.

Pérez de Arce agregó que "la paz se forja desde el diálogo, el acuerdo social y político, aprendiendo a promover ideas y a ceder, en el marco de estructuras democráticas".

Por otra parte, llamó a rechazar la violencia y la transgresión de los derechos humanos, porque todo abuso y atropello a la dignidad de las personas es intolerable y conspira contra la paz.

La celebración religiosa generó la reacción de algunos manifestantes que, en la Plaza de Armas, visibilizaron los abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter