Familia de chileno perdido en Sudáfrica teme intoxicación involuntaria

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

El último contacto con Slavko Yaksic fue hace tres semanas y sus cercanos creen que podría estar bajo efectos alucinógenos.

"Él no era consumidor, pero existen muchas plantas que no son drogas y terminan siéndolo", dice su padre.

Familia de chileno perdido en Sudáfrica teme intoxicación involuntaria
 Archivo

La familia del joven no niega la posibilidad de un final trágico.

Llévatelo:

Continúa en Sudáfrica, por novena jornada, la búsqueda del joven chileno Slavko Yaksic Besoain, quien lleva cerca de 25 días desaparecido.

Su padre, Sergio Yaksic, señaló a la agencia EFE que existe una nueva pista: "En Durban había una persona que dice que lo vio ayer caminando por la calle, pero estamos verificándolo".

Sergio Yaksic llegó el jueves a Sudáfrica para encabezar la búsqueda de su hijo junto a la Policía, investigadores privados contratados por la familia y autoridades de la Embajada de Chile.

El mencionado testigo describió a Slavko Yaksic con unos pantalones a rayas de colores llamativos, lo que coincidiría con una prenda del Altiplano sudamericano del joven.

Sospechan posible efecto alucinógeno

La investigación trabaja en la hipótesis de que el joven mochilero, de 29 años, podría estar bajo los efectos de algún alucinógeno, ya que "de estar en sus facultades mentales" habría contactado a su familia, asegura Yaksic padre.

"Él no era un consumidor de droga, pero aquí existen muchas plantas y sustancias que no son drogas, pero terminan siéndolo", señaló.

También se han registrado hospitales de la zona por si resultó herido, pero las pesquisas no han dado resultados y se cree que su teléfono está en manos de otra persona.

"Resignación"

El padre descartó un "suicidio" o desaparición voluntaria, ya que sus últimos contactos habían sido normales y tenía planes de visitar a amigos sudafricanos el 7 de octubre, antes de volar a Chile para acudir a la boda de un amigo y participar en un programa de bomberos voluntarios.

El pasado 10 de octubre Yaksic debía volver a Chile, pero no tomó el avión. Su último paradero fue una comunidad cristiana en la zona de Dundee y su último contacto con la familia fue el 25 de septiembre a través de Whatsapp. 

Pese a que confían en encontrarlo, su padre expresó que aceptarían "con resignación" un mal desenlace y recalcó que al menos sabe que su hijo estaba "haciendo lo que él quería" y que morir viajando por un lugar "tan bonito como Sudáfrica" es mejor que hacerlo "en un accidente de tráfico en una gran ciudad".

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados