Tópicos: País | Salud

Matrón: La cesárea no es más segura que el parto vaginal, es todo lo contrario

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Gonzalo Leiva dijo en Cooperativa que la intervención quirúrgica eleva los riesgos de tener niños alérgicos, con asma, obesidad e "incluso leucemia".

Pese a esto, y por "incentivos económicos perversos, ya es más normal en Chile nacer por cesárea", lamentó.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Matrón: La cesárea no es más segura que el parto vaginal, es todo lo contrario
 ATON

"La recomendación es el parto personalizado: entender que cada caso es único", dijo Gonzalo Leiva a Una Nueva Mañana.

Llévatelo:

El matrón Gonzalo Leiva, director del Observatorio de Violencia Obstétrica, aseguró en Cooperativa que, contrario a lo que está "instalado" en el sentido común, el parto vaginal es mucho más seguro que la cesárea; procedimiento, este último, que eleva las posibilidades de tener hijos con una serie de enfermedades.

Según las estadísticas Chile es el segundo país de la OCDE con más partos por cesárea. Leiva recordó en Una Nueva Mañana que "la Organización Mundial de la Salud recomienda 10 a 15 por ciento de cesáres", pero "ya en el año 1985 Chile iba en 27 por ciento".

En esa época los expertos internacionales hablaban de "una tasa de cesáreas inexplicable" en nuestro país, pero este índice ha seguido aumentando, hasta llegar, al día de hoy, al 51 por ciento.

"Ya más del 50 por ciento de los chilenos están naciendo por cesárea. O sea, ya es más normal en Chile nacer por cesárea, y todo indica que va a seguir subiendo si no se toman medidas concretas", advirtió.

Riesgos

"Éste es un problema de salud pública: que no nos extrañe en un tiempo más tener más personas alérgicas, más personas con asma, con obesidad, porque la cesárea aumenta el riesgo de estas patologías", señaló.

El profesional indicó que estudios realizados en Dinamarca con "poblaciones grandes, de dos o tres millones de recién nacidos en periodos largos", muestran que "los bebés que nacen por cesárea tienen más riesgo durante el periodo de la infancia de desarrollar enfermedades del sistema inmune como asma, alergia e incluso leucemia".

Imagen foto_00000016
Leiva, quien es director del Observatorio de Violencia Obstétrica, consideró "aberrante" que haya clínicas con hasta un 100 por ciento de partos por césarea.

Lo anterior confirma que "nacer por parto vaginal es lo mas saludable, porque el paso del bebé por el canal del parto hace que el bebé 'se trague' los microorganismos de la mamá y el sistema inmune se desarrolla de mejor manera".

A través de los años "se ha instalado" en la opinión pública; "la gente se ha ido construyendo esta noción de que la cesárea es más segura que el parto vaginal o que es lo más saludable, pero es completamente lo contrario".

Sin perjuicio de lo anterior, Leiva indicó que una cesárea "tiene indicaciones médicas precisas" para su realización "cuando el parto vaginal somete a riesgo vital a la mujer o la guagua".

"Incentivos económicos perversos"

Para el dirigente, "la recomendación es el parto personalizado: entender que cada caso es único", pero esto no es lo que ocurre y es, justamente, lo que ha llevado a definir el concepto de "violencia obstétrica", que "es la apropiación del cuerpo de la mujer por el equipo de salud: entra al hospital y es una persona que no toma decisiones, que está desinformada y que, finalmente, se somete al cuidado que el equipo le entrega".

La legislación internacional indica que "una cesárea, cuando había posibilidad de tener un parto vaginal" cae dentro de esa definición, porque "no estás ofreciendo lo más saludable".

"Yo creo que de frentón hay que hacer un cuestionamiento ético a la situación que está ocurriendo en Chile, porque en las clínicas el promedio es 70 por ciento, pero (incluso) hay clínicas donde el 90 o el 100 por ciento de las mujeres tienen cesáreas y eso es incomprensible y aberrante a la luz de cualquier circunstancia. No hay nada que pueda justificar esto" desde un punto de vista médico, indicó.

La única explicación es que mediante las cesáreas "los equipos optimizan su tiempo y hay médicos que trabajan en más de una clínica y tienen que estar moviéndose (...) Es sorprendente cómo en el sistema privado se pierde la oportunidad del uno es a uno (una matrona para cada trabajo de parto), porque los incentivos económicos perversos son otros: optimizar la agenda, optimizar el uso de los pabellones... El sistema privado chileno, de verdad, es sujeto de estudio", sostuvo.

"Nosotros hicimos un estudio que publicamos el año pasado. Entrevistamos a 400 mujeres de la Región de Metropolitana que habían tenido cesáreas y se les preguntó qué porcentaje de ellas las solicitó, y era sólo un 6,6 por ciento", ejemplificó.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter