Gobierno: No cederemos a la presión en conflicto con damnificados de Chiguayante

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Habitantes de la villa Futuro afirman que "el Gobierno ha dejado a los vecinos desamparados".

El ministro de Vivienda, Rodrigo Pérez Mackenna, aseguró que han entregado soluciones.

Gobierno: No cederemos a la presión en conflicto con damnificados de Chiguayante
 Archivo UPI
Llévatelo:

Un grupo de damnificados del 27 de febrero de 2010 de la Villa Futuro de Chiguayante, en la Región del Bíobio, realizaron protestas durante la semana argumentando no tener un proyecto de solución, enfrascándose en un conflicto con el ministerio de Vivienda.

Tienen 1.320 familias calificadas como damnificadas, de las cuales casi todas aceptaron irse a otros proyectos habitacionales, excepto 36 familias. El ministro de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Pérez Mackenna, aseguró que se les han ofrecido soluciones, como un voucher con cifras de entre 13 y 16 millones de pesos para comprar una casa usada.

"Lamento mucho que se les haya dado tanta tribuna a este grupo minoritario de vecinos intransigentes", dijo.

Añadió que "de las 1.320, unas 36 familias no han aceptado ninguna de las múltiples soluciones que se les ofrecieron. Es verdaderamente inaceptable que unos pocos quieran obtener, por lo demás, ventajas".

Incluso el ministro de Vivienda reconoce que estas 36 familias podrían quedar fuera del proceso si mantienen su postura: "No le vamos a entregar a ellos beneficios superiores que los que se les entregó a 1.284 familias. No lo vamos a hacer, no vamos a ceder a ninguna presión o chantaje", afirmó.

La presidenta de la villla, Bárbara Orrego, cree que el camino es reparar la villa y acusa al Gobierno de dejarlos solos: "Aquí es Villa Futuro es claramente un fraude, porque está en un 95 por ciento habitable sin saber qué va a pasar el día de mañana".

Agregó que "el Gobierno ha dejado a los vecinos desamparados, abandonados y en la incertidumbre total".

Retrasos en Tumbes

Mientras que en Caleta Tumbes, en la comuna de Talcahuano, será uno de los últimos hitos de la reconstrucción, por lo que los damnificados pasarán un cuarto invierno en mediaguas.

En el lado sur de la comuna, avanzan las obras del proyecto que representa la solución definitiva para 140 familias del borde costero, que va desde Caleta Tumbes a Puerto Inglés, y que de paso, dejará otros 60 cupos para allegados del sector.

Actualmente, las maquinas remueven 600 mil metros cúbicos de tierra en un cerro de Tumbes, que luego será urbanizado y se construirán las 200 casas, pero la presidenta de la aldea Renacer, Lilian Bastidas, lamentó pasar un cuarto invierno en una quebrada.

"Llevamos tres años en aldeas y estamos cansados de la situación de Gobierno, que da una fecha, que no se cumple y vemos que en otros lugares ya ha avanzado a pasos gigantes", afirmó.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados