Tópicos: País | Transportes

Los avances en Chile para masificar el uso de vehículos eléctricos

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

El primer bus interurbano de estas características comenzará a funcionar en febrero Máquinas del Transantiago y scooters particulares también son parte de la oferta de electromovilidad.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Los avances en Chile para masificar el uso de vehículos eléctricos
 ATON (Referencial)

La efectividad de un equipo eléctrico es cuatro veces mayor a la de uno que funciona con combustible fósil.

Llévatelo:

En febrero comenzará a funcionar el primer bus eléctrico interurbano desde Santiago a Rancagua, después de que el Gobierno informara que más de 100 máquinas del Transantiago funcionan con electricidad, marcando el ascenso de la electromovilidad en el país.

Respecto al uso particular, el mercado chileno ofrece scooters con movilización sencilla y no contaminante. Una de las empresas productoras es MTBX, que cuenta con modelos que van desde los 500 mil hasta los 700 mil pesos.

Su encargado de servicio técnico, Rafael Paredes, reconoció que algunos consumidores estaban escépticos de la duración de la carga, "pero todos los clientes a los que les hemos vendido están felices".

"Se han ahorrado una cantidad de dinero, de tiempo, y el no pasar una bomba de bencina mejora la calidad de vida. En la casa llegan, se suben y se van", aseguró.

Si bien la inversión en los vehículos es alta, más tarde se ahorra en gastos de energía, pues la efectividad de un equipo eléctrico es cuatro veces mayor a la de uno que funciona con combustible fósil.

Un vehículo eléctrico que viaja a 30 kilómetros diarios, a la semana gasta 3.500 pesos al ser cargado desde el hogar, mientras que ese valor sube a 12 mil pesos con uno a combustión en el mismo periodo.

Respecto a la autonomía, se habla de 300 kilómetros, y en una ruta como la de Santiago hacia Concepción, se estima que solo serían necesarias dos detenciones.

Puntos de carga

Enel X, Shell y Copec son pioneros en electrolineras, donde se logra una carga rápida en solo 20 minutos, y se espera que este año las estaciones lleguen a 150 a nivel nacional.

En el caso de Copec, entre las regiones de Valparaíso y Biobío, ha instalado 23 puntos de carga eléctrica.

En ese sentido, el jefe de área de Nueva Movilidad de la empresa, Francisco Larrondo, aseguró que "entendiendo que como Copec tenemos un compromiso con el cliente, vamos a estar donde ellos nos necesiten, ya sea extendiendo la red de cargadores de carretera o llegando a otros lugares donde se requiera carga eléctrica".

"Por ahora partimos dando un puntapié inicial tratando de derribar la barrera de la infraestructura de carga, instalando estos 23 puntos nuevos, red que esperamos siga creciendo no solo este año, sino los que vengan".

En tanto, Enel X está desarrollando el proyecto Green Parking, que comprende puntos de carga que pretenden que estén más cerca de la gente, en edificios, estacionamientos y centros urbanos.

Aproximadamente, un auto eléctrico demora tres horas en cargarse, por lo que se pensó en esta opción para cuando el conductor no haya podido hacer la carga en su hogar.

Un vehículo eléctrico puede ahorrar hasta ocho mil pesos a la semana, en comparación a uno con combustible.

La gerente general de Enel X Chile, Carla Zapata, explicó que "en el caso de un auto, tu te vas a gastar 3.500 semanales, que si tu sacas relación, son cerca de 14 a 15 mil pesos".

"Entonces, efectivamente en términos de costo de operación, un vehículo eléctrico es como la cuarta parte de un vehículo a combustión", agregó.

Gobierno busca masificación de su uso

La ministra de Energía, Susana Jiménez, indicó que el Gobierno busca "generar las condiciones para la masificación" de la electromovilidad, cuyos incentivos son el ahorro del impuesto verde y quedar exento a la restricción vehicular.

"La información, la toma de decisiones, toda la normativa de seguridad, de interoperabilidad, porque estamos seguros de que, así como hemos visto una baja impresionante de costos en estas nuevas tecnologías, creemos que en muy corto plazo el país tiene que estar preparado para esa rápida masificación", explicó.

En tanto, la ministra de Transportes, Gloria Hutt, detalló que "en la medida que se masifique, necesita también otros especialistas, así que hay un campo grande de formación de personas para apoyar el desarrollo del transporte eléctrico".

Se espera que un auto eléctrico cueste lo mismo que uno a combustión en 2023, mientras que la meta para 2030 es que dejen de circular buses que emiten dióxido de carbono en el transporte público.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter